Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona #seriesenvena

Lyra: corazón inquieto con alma animal

‘La materia oscura’. La nueva producción de la BBC y HBO, basada en la trilogía literaria de Philip Pullman, es una maravilla para los sentidos

Yolanda Fernández

Whatsapp
Dafne Keene, protagoniza 'La materia oscura'. Foto: HBO

Dafne Keene, protagoniza 'La materia oscura'. Foto: HBO

Si por casualidad has visto la película de 2007 La brújula dorada, protagonizada por Nicole Kidman y Daniel Craig, y crees que una vez vista la película, la serie de HBO no te va a aportar nada, estás equivocado.

Si bien La materia oscura está basada en la misma trilogía original de Philip Pullman, publicada entre 1995 y 2000, la nueva serie de la BBC y HBO es una visión algo más oscura y realista de los libros. Pero aunque se va a basar en gran parte en la obra literaria de Pullman, los creadores de La materia oscura ya avisan de que se van a tomar ciertas libertades creativas a la hora de plasmar los libros en la pantalla.

La materia oscura nos traslada a un mundo de fantasía y múltiples realidades paralelas, con algunas semejanzas con el nuestro. Así, vemos a dirigibles sobrevolando la ciudad de Oxford, utilizados por sus habitantes como si de un avión comercial se tratara.

Este mundo lleva siglos bajo el yugo del todopoderoso Magisterio, con la excepción de las tierras salvajes del Norte, donde las brujas susurran una profecía, una profecía sobre una niña con un gran destino.

James McAvoy interpreta a Lord Asriel, el tío de Lyra. Foto: HBO

El animal que llevamos dentro
El Jordan College es una escuela que se conoce como un ‘santuario escolástico’, y gracias a esto está fuera del control del nombrado Magisterio.

En este colegio se ha criado la protagonista de nuestra historia, Lyra (Dafne Keen), una joven aparentemente normal pero asombrosamente valiente. Durante la llamada ‘inundación’ Lyra fue dejada a cargo de los profesores del Jordan College por su tío, Lord Asriel (James McAvoy). Con doce años es una chica inquieta y con una gran curiosidad por aprender y divertirse jugando junto a su buen amigo Roger. Pero su gran deseo es ir junto a su tío a las tierras del Norte y descubrir nuevos mundos.

La existencia de los daimonios es de lo más sorprendente de la serie. Foto: HBO

Tal vez lo más curioso de este mundo de fantasía y lo que más nos va a sorprender, es la existencia de los daimonios. Estos seres no son otra cosa que las manifestaciones externas en forma de animal de las almas de todas las personas. De modo que vemos cómo cada humano va acompañado en todo momento por un animal que es su daimonio. Cada persona tiene un ser diferente y son inseparables. El ser humano y su alma así lo son. Todo lo que le pase al daimonio lo sufrirá su humano y viceversa.

Comienza la aventura
Roger, el amigo de Lyra es secuestrado y ella se propone encontrarlo a toda costa. La búsqueda de su amigo va a desvelar una trama siniestra que implica a niños robados y se convierte en la búsqueda de una explicación que pueda dar respuesta a un misterioso fenómeno llamado Polvo. Este fenómeno es lo que ha llevado a su tío a viajar por este y otros mundos en busca de la respuesta a su existencia.

Ruth Wilson es Marisa Coulter. Foto: HBO

La materia oscura es una serie de aventuras e intrigas que nos va a llevar a recorrer mundos de una increíble fantasía. De momento se han emitido dos capítulos de los ocho que forman la primera temporada y en ellos el peso fundamental de la trama ha recaído en Lyra y Marisa Coulter (Ruth Wilson). La señora Coulter, aunque en un principio acoge bajo su protección a Lyra, poco a poco vamos a ver cómo, si rascamos un poco bajo la superficie, es una persona maquiavélica y con un fin algo turbio que se irá desvelando paulatinamente.

El mundo de La materia oscura es vasto y muy denso y su desarrollo va a llevar su tiempo. Por ejemplo, en el primer capítulo al tener que plantear desde cero todos los diversos personajes, los que faltan por aparecer así como los diferentes entornos se nos puede antojar un poco pesado, pero hay que darle tiempo. No es una serie con una complejidad de trama muy grande pero sí que requiere de un poco de paciencia para dejarla evolucionar y que vayamos viendo cómo se van a ir resolviendo toda la cantidad de incógnitas que se no abren en los dos primeros capítulos.

Tengo que decir que la serie promete y mucho. Philip Pullman creó un mundo maravilloso y la BBC y HBO son el vehículo perfecto para verlo evolucionar en la pequeña pantalla.

Temas

Comentarios

Lea También