Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Malestar en La Móra por robos en casas y coches

Mossos d´Esquadra detuvo ayer a una joven de 33 años acusada de robar un ordenador del interior de un coche. Paralelamente se investigan varios asaltos en viviendas de este barrio de Llevant
Whatsapp

Los vecinos de La Móra están muy molestos con la seguridad del barrio. Se quejan, a grandes rasgos, de que con la llegada del verano los robos en las áreas de aparcamientos cerca de la playa y en las viviendas proliferan sin que nadie (administraciones) ponga medidas para evitarlo.

El presidente vecinal, Francesc Garcia, explica que «es raro el día de que no hay un robo, un hurto o una tentativa en el parking de la playa y ya no te sorprendes cuando oyes que han entrado en un chalé, una vivienda o una casa». Por ello, pide al Ayuntamiento «más presencia policial o soluciones prácticas que permitan disuadir a los autores o atraparlos», se lamenta.

Precisamente este miércoles, Mossos d’Esquadra detuvo a una rumana de 33 años de edad acusada de un robo en un coche aparcado en La Móra. Ella, según explican fuentes de la investigación, podría ser la autora de un robo de un ordenador portátil en un coche del pasado día 13 (rompió la ventanilla) y se le acusa de robo con fuerza a las cosas.

La Guàrdia Urbana asegura que tiene un total de 9 denuncias por robos en la playa, pero muy pocas en La Móra, cifra que contrasta con la sensación de inseguridad que denuncian los vecinos.

Paralelamente a estos hechos, ha habido como mínimo dos robos en dos casas diferentes del barrio, han explicado los vecinos. El último, este sábado. Un matrimonio salió a cenar fuera y su hijo y un amigo de éste hicieron lo propio. Durante la hora larga que estuvo la casa vacía, les entraron por un ventanal, en la calle Baix Empordà, y les robaron ordenadores, móviles y joyas valoradas en 4.000 euros. La unidad científica de los Mossos verificaron que los autores usaron guantes para no dejar huellas.

Pocos días antes, un matrimonio aprovechó la mañana para disfrutar de la playa y al volver se encontraron la casa patas arriba y la ausencia de dinero, joyas y ordenadores. Los Mossos admiten que tienen denuncias, pero en ningún caso se puede hablar de oleada de robos en el barrio.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También