Más de Tarragona

Manel Rovira: «El Ayuntamiento ha abandonado la part alta»

Entrevista. El líder de la entidad vecinal teme que la oleada de inseguridad que se está viviendo en los últimos días acabe afectando a la llegada de turistas

CARLA POMEROL

Whatsapp
Manel Rovira, de 64 años y comercial de profesión, lleva más de 12 años al frente de la asociación de vecinos. FOTO: PERE FERRÉ

Manel Rovira, de 64 años y comercial de profesión, lleva más de 12 años al frente de la asociación de vecinos. FOTO: PERE FERRÉ

La inseguridad en el casco antiguo de la ciudad está llenando páginas y páginas de periódicos, día tras día. Poco o nada se ha pronunciado hasta el momento el presidente de la Associació de Veïns de la Part Alta, Manel Rovira, quien finalmente ha decidido dar su punto de vista sobre la situación. Rovira señala directamente al Ayuntamiento como responsable y teme que todo esto acabe pasando factura al turismo. Manel Rovira, de 64 años y comercial de profesión, lleva más de 12 años al frente de la entidad.

¿Se vive con miedo en la Part Alta?

Parece que ahora hayan descubierto la sopa de ajo. Ya hace años que la cosa no va bien. Antes, podíamos llegar a la hora que quisiéramos a casa, nos sentíamos seguros. Ahora, no nos atrevemos ni a sacar la basura a las doce de la noche. En cualquier momento te sale alguien y te asusta. Se ha llegado a un extremo que ni en casa estamos tranquilos. Convivimos día a día con el miedo.

Policía y Ayuntamiento aseguran que los hechos delictivos en la Part Alta han bajado en el último año.

Una de dos: o antes había muchos delitos o nos engañan. Robar, ocupar ilegalmente un piso o apuñalar en plena luz del día son delitos también.

¿Es un problema que se soluciona aumentado la presencia policial?

Para nada. Las administraciones sabían que cuando los jóvenes tutelados por la Generalitat cumplieran la mayoría de edad, estarían totalmente desamparados. Es un problema de fondo y las administraciones son las encargadas de proteger a estos jóvenes y de buscar soluciones para que puedan ganarse la vida de una manera digna. Esta es la realidad del conflicto.

Usted, al igual que el Ayuntamiento, focaliza el problema de la inseguridad en el colectivo de extutelados.

El 80% de las peleas y conflictos en la Part Alta los crean ellos.

¿Qué papel juegan los patinetes en esta historia?

Es su medio de transporte, lo que les permite robar con más facilidad. Van dos en uno de estos vehículos: uno conduce y el otro tira del bolso. Corriendo todavía los pillaban, ahora es prácticamente imposible. Además, alucinamos al ver la cantidad de patinetes abandonados en medio de la calle.

¿Está aumentando el racismo entre el vecindario del casco antiguo?

No me gusta ni decirlo ni que pase, pero la realidad es que sí.

Algunos vecinos amenazan con irse a vivir a otro punto de la ciudad. ¿Es una intención generalizada?

No creo que lleguemos a este extremo.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de la inseguridad en la Part Alta?

Da muy mala imagen para el barrio y para toda la ciudad. Estos últimos cuatro o cinco incidentes se han explicado en muchas televisiones de ámbito nacional. Damos la imagen de ciudad sin ley y esto daña la marca Tarragona. Además, si no logramos pararlo, muchos restaurantes acabarán cerrando sus puertas porque la gente no querrá subir hasta aquí. Actualmente, hay más zonas con una amplia oferta de ocio y de restauración, como es por ejemplo, el entorno de la Plaça Corsini.

En pocos días empezarán a llegar turistas. ¿Puede perjudicar esta mala propaganda al sector turístico?

Por supuesto. Los turistas ya llegarán aquí con la mosca detrás de la oreja. Eso si llegan, porque si yo soy de la Coruña, y veo por la tele el ambiente en nuestras calles, cambiaría de destino.

¿Porqué se ha llegado a este punto?

El Ayuntamiento es el único responsable. Y no solo en materia de seguridad, sino en todos los aspectos: limpieza, circulación, espacio público. Hace dos años, desde la llegada del alcalde Ricomà, que no se ha hecho nada en la Part Alta. No se ha movido ni una baldosa. El Ayuntamiento habrá trabajado mucho en El Serrallo, en el Barri del Port o en Ponent. Pero ha abandonado la Part Alta. No lo digo yo, lo dicen los vecinos, decepcionados con este gobierno.

¿Qué le pediría al alcalde?

Que se acuerde que en Tarragona hay un barrio antiguo, el más visitado de la ciudad, y que lo tiene abandonado. No solo él, sino todos los concejales. En los dos años que lleva de alcalde, apenas lo hemos visto por aquí.

Temas

Comentarios

Lea También