Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mas d'Enric: la cárcel más moderna y joven de España

El centro penitenciario se estrenó en noviembre de 2015. Casi tres años después, la población reclusa es 751, casi tres cuartas partes del aforo total (924). A fecha de hoy es el 8% de la población reclusa de Catalunya

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Lluís Milián

FOTO: Lluís Milián

Tarragona hacía muchos años que pedía a gritos unas instalaciones penitenciarias modernas y fuera de la cárcel. Los 62 años de antigüedad de la cárcel de la avenida República Argentina reflejaban un anacronismo a las necesidades de la población reclusa y a la seguridad del recinto.

FOTO: Lluís Milián

Así, tras muchos retrasos y con un inicio a medio gas, el 24 de noviembre de 2015 entraba en funcionamiento Mas d'Enric, la cárcel de 65,6 hectáreas situadas a 13 kilómetros de Tarragona.

Las instalaciones de la prisión de El Catllar (está ubicada en su término municipal) nada tienen que ver con las de Tarragona. Edificios modernos, seguridad, tecnología, equipamientos como pista de fútbol sala cubierta, gimnasio, piscina, pistas de baloncesto al aire libre y diferentes despachos para formación, manualidades y una biblioteca.

FOTO: Lluís Milián

Sin embargo, la prisión más moderna y joven de España empezó sólo con la mitad de su aforo operativo: cinco módulos, tres de hombres, uno de jóvenes y el último de mujeres.

Carme Forcadell será la segunda persona pública que ingrese en el centro, después del exalcalde de L'Ametlla de Mar Andreu Martí

La falta de una depuradora adecuada a estas instalaciones motivó que sólo abrieran cinco módulos durante los 12 primeros meses de funcionamiento.

FOTO: Lluís Milián

La depuradora se inauguró el 24 de abril de 2017 y progresivamente Mas d'Enric abrió los cuatro módulos situados al lado de la cocina y lavandería. Ahora tiene 751 reclusos, 30 de las cuales son mujeres (el 8% de la población reclusa de Catalunya situada por encima de los 8.505 presos con datos del día 11 de julio. Carme Forcadell será la segunda persona pública que ingrese en el centro, después del exalcalde de L'Ametlla de Mar Andreu Martí.

Forcadell llegará este viernes y se espera que las entidades independentistas la reciban en los exteriores del centro penitenciario para "darle ánimos", pedir su liberación y protestar por la decisión del juez Llarena de encarcelar a los políticos independentistas que el pasado octubre proclamaron la República Catalana. Además del color amarillo y las pancartas, está programada una cadena humana a las 19 horas organizada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC).

Temas

Comentarios

Lea También