Más de Tarragona

Más de 100 detenidos de un clan albanés dedicado al tráfico de marihuana

La operación se ha desarrollado en Catalunya y Castelló. Se ha saldado con 51 registros y el decomiso de unas 25.000 plantas en poblaciones como Reus, Tarragona, Amposta, El Vendrell, La Selva del Camp, Constantí, Vila-rodona, Creixell y Montblanc

Diari de Tarragona

Whatsapp
Dos agentes en una de las plantaciones

Dos agentes en una de las plantaciones

Un total 107 personas detenidas -de los que 19 ingresaron en prisión-, 51 registros y 25.000 plantas de marihuana incautadas. en una operación contra una red criminal internacional de origen albanés. Es el balance una macrooperación policial llevaba a cabo por agentes del Àrea Central de Crim Organitzat de la Divisió d'Investigació Criminal (DIC) de los Mossos d'Esquadra junto con agentes de la Policía Nacional con la colaboración de Europol y de las policías de Alemania y Albania, han detenido

Tras más de un año de investigación entre los días 13 y 15 de julio se detuvo a 78 personas como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

En este operativo participaron varias unidades de los Mossos y de la Policía Nacional, en colaboración con inspectores de la empresa Endesa y observadores de Europol. Se hicieron 42 entradas y registro en el marco de este caso en el que se investigaba una organización criminal compleja dedicada al tráfico internacional de marihuana.

La investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, se inició en julio de 2020 cuando se descubrió una plantación de marihuana en desuso en una nave en la demarcación de Reus. Esto conllevó que aflorara la existencia de una estructura criminal con una compleja red de facilitadores que, presuntamente, daban cobertura a una organización de origen albanés para asentarse en España.

Esta red estaba formada por trabajadores del sector inmobiliario y eléctrico entre otros que, previa comisión, ayudaban a la organización a establecerse y los dotaban de la logística y la infraestructura necesarias para el cultivo de marihuana. Una vez realizado el cultivo masivo la droga se distribuía por varios países de Europa, entre ellos Alemania, donde el valor de la droga se multiplicaba por cinco.

Los líderes de esta organización, de nacionalidad española, tenían fijada su residencia en el área de Tarragona. Mantenían un contacto estrecho con otras organizaciones dedicadas al cultivo y tráfico internacional de marihuana, integradas por personas principalmente de nacionalidad albanesa, establecidas en las áreas metropolitanas de Tarragona y Barcelona.

Treinta plantaciones

La actividad generada por los investigados permitió la identificación de más de 30 plantaciones dispersas por Catalunya en las localidades de Reus, Tarragona, Amposta, Sabadell, Mollet, La Llagosta, Polinyà, L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona, Celrà, El Vendrell, Olesa de Montserrat, Sant Sadurní d'Anoia, La Selva del Camp, Constantí, Canyelles, Vila-rodona, Creixell, Santa Margarida i els Monjos, Montblanc, Sant Fruitós del Bages y Sant Feliu de Llobregat.

A finales del año 2020 en Berlín se neutralizó uno de los envíos de marihuana. Esta organización pretendía camuflar 140 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío en un cargamento de pistachos a través de una empresa británica. En esta fase de la investigación se detuvo a tres ciudadanos albaneses y se intervinieron 100 kilos de marihuana, 700 gramos de cocaína y más de 2.000 euros en efectivo.

Después de esta actuación los agentes comenzaron las indagaciones sobre las cabezas del entramado y sus métodos de entrega. Gracias a la cooperación internacional con Alemania, Albania y EUROPOL, se logró identificar los fines de la organización criminal, concretamente un clan familiar albanés con residencia en Alemania y España. Después se consiguió localizar uno de los líderes de la red que, junto a otros familiares, dirigían una inmensa red dedicada al tráfico internacional de marihuana.

En mayo se interrumpió un nuevo envío con destino Alemania donde la organización contaba con la participación de un camionero eslovaco que ocultó 100 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío entre su carga legal. De forma paralela a Reus se desmanteló un cultivo de 1.170 plantas y se arrestaron tres ciudadanos albaneses integrantes de la red criminal.

Un dispositivo con más de 400 agentes

El 13 de julio se llevó a cabo el dispositivo de explotación de la investigación conjunto entre los Mossos y la Policía Nacional con la presencia de autoridades policiales de Alemania y Albania y junto con analistas de Europol especializados en la criminalidad organizada albanesa. Se produjo un amplio despliegue de unos 400 agentes con 42 entradas y registro simultáneas en Tarragona, Barcelona, Girona y Castellón. Posteriormente los agentes llevaron a cabo nueve entradas más.

El balance total de la investigación, con más de un año de duración, asciende a 107 personas detenidas y 51 inmuebles registrados en los que se han desmantelado una treintena de plantaciones interiores de marihuana, además de interrumpir de otros en fase de montaje. Los agentes han intervenido una tonelada de marihuana procesada en ovillos, unas 25.000 plantas de marihuana, cerca de 70.000 euros en efectivo, un revólver detonador, una escopeta recortada, un inhibidor de frecuencia y tres vehículos, dos de los cuales de alta gama.

Para el mantenimiento de estas plantaciones habían realizado enganches ilegales para defraudar el consumo del fluido eléctrico, lo que además suponía un riesgo para las propiedades por el alto riesgo de incendio de estas instalaciones por la falta de las medidas de seguridad exigidas. Se estima que el consumo generado por las plantaciones desmanteladas ha provocado una defraudación de más de 1.600.000 euros.

La evolución de las organizaciones criminales albaneses en el mundo del narcotráfico es notorio y se hace evidente en operaciones importantes desarrolladas a nivel internacional. Este salto cualitativo y cuantitativo ha permitido que estas redes se hayan hecho un hueco y compitan con otras organizaciones, como la mafia italiana y organizaciones criminales de los Balcanes y se debe principalmente al poder económico que han ido adquiriendo el negocio de la marihuana, donde se han erigido como una de las organizaciones imperantes en Europa.

Temas

Comentarios

Lea También