Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 16.000 firmas piden que no se vendan animales en el mercadillo

Una vecina reclama al ayuntamiento que prohíba la venta ambulante, tal como contempla la ordenanza ciudadana
Whatsapp
La vecina que inició la campaña asgura que las condiciones en que se encuentran los animales son 'nefastas'. Foto: Blanca García/Change.org

La vecina que inició la campaña asgura que las condiciones en que se encuentran los animales son 'nefastas'. Foto: Blanca García/Change.org

Blanca García, una vecina de la ciudad, lanzó la semana pasada una petición al Ayuntamiento de Tarragona para que se dejen de vender animales vivos en el mercadillo que se instala los martes y los jueves en la Rambla Nova. En pocos días la petición ha obtenido más de 16.000 firmas y ayer la campaña, alojada en la plataforma Change.org, despertaba el interés en las redes sociales.

Expone García que «durante años se han estado vendiendo animales en el Mercadillo de Tarragona en unas condiciones nefastas. Las jaulas donde se encuentran los conejos, ratones, hurones, cobayas, pájaros, perros, cerditos y diferentes tipos de animales están sucias y apelotonadas, incluso a veces unas encima de otras. Los peces se encuentran o en peceras diminutas o en cajas de poliestireno, donde están todos juntos, y los pollitos están en unas cajas de cartón apretujados sin poder correr y siendo manoseados por todo niño que pasa».

La ordenanza lo prohíbe

Apunta la denunciante que este tipo de venta ambulante vulnera las leyes catalanas de protección de los animales.

La normativa contempla, entre otras cosas, que los animales se deben mantener «en un lugar adecuado dentro del establecimiento y no exhibirlos en los escaparates de las tiendas. Estos animales deben ser alojados, abrevados y alimentados correctamente».

Se da además la circunstancia de que la ordenanza de convivencia ciudadana de la ciudad de Tarragona contempla, literalmente, en su artículo número 173, que «queda expresamente prohibida la venta ambulante de animales de compañía y su exposición pública en escaparates. Las infracciones de esta disposición se sancionarán de acuerdo con la legislación en materia de protección de los animales». No obstante, desde el Ayuntamiento decidieron ayer no pronunciarse respecto a la petición de Blanca García.

Con anterioridad a esta campaña, otras entidades de defensa de los derechos de los animales han realizado iniciativas para pedir que se detenga la venta en el mercadillo. Una de ellas estuvo liderada por la ONG Libera! en 2011 y consiguió que distintos mercadillos de Catalunya dejaran de vender animales, aunque no el de Tarragona.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También