Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 400 tarraconenses dieron el semen para el estudio que reflejó la baja calidad del esperma

Tanto la proporción de espermatozoides móviles como los que tenían buena movilidad estaba muy por debajo de otras ciudades

Diari de Tarragona

Whatsapp

De todos los parámetros del semen evaluados en este estudio (volumen, concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides) destacan las alteraciones observadas en la movilidad de los espermatozoides, con un resultado muy inferior al considerado normal por la Organización Mundial de la Salud.

Según la OMS, para que un semen se considere dentro de los parámetros de normalidad, el 25 por ciento de los espermatozoides deben tener un movimiento rápido, progresivo y lineal capaz de llegar de la vagina a las trompas, mientras que en el caso de los varones analizados, por término medio, sólo el 6,8% de los espermatozoides tenían buena movilidad.

Según la OMS, para que un semen se considere dentro de los parámetros de normalidad, el 25 por ciento de los espermatozoides deben tener un movimiento rápido, progresivo y lineal

Para realizar este estudio, durante el periodo de marzo de 2001 a marzo de 2002 se recogieron 405 muestras de semen de voluntarios residentes en la provincia de Tarragona y con edades comprendidas entre los 22 y 59 años, superando ampliamente el mínimo necesario para poder obtener conclusiones estadísticamente significativas partiendo de una población en la provincia de Tarragona de 203.714 varones con edades comprendidas entre los 15 y los 65 años.

Alteraciones
El estudio permitió detectar la presencia de alteraciones incluso en el semen de varones que ya habían sido padres. «Algunos voluntarios que declararon tener hijos se llevaron una sorpresa cuando les dijimos que ahora lo tendrían muy difícil si quisieran ser de nuevo padres», comentaba la doctora. «En otros casos, los sorprendidos fueron quienes aportaron un mayor volumen de eyaculado, creyendo que mayor cantidad de semen implicaría mayor fertilidad, cuando normalmente sucede todo lo contrario».

«Algunos voluntarios que declararon tener hijos se llevaron una sorpresa cuando les dijimos que ahora lo tendrían muy difícil si quisieran ser de nuevo padres»

El Institut Marquès comparó la calidad del semen de los tarraconenses con el de dos ciudades: Barcelona y La Coruña –ver recuadro adjunto–. El resultado fue decepcionante para los hombres de las comarcas de Tarragona. Los responsables del estudio aseguraban que las variaciones geográficas en la calidad del semen en varones con hábitos de vida similares (nivel socioeconómico parecido, misma raza, etc.) podrían deberse a diferencias en la exposición ambiental, alimentaria y ocupacional a productos químicos tóxicos.

Concretamente, una de las posibles causas de la disminución de la fertilidad masculina podría ser la exposición a productos químicos ambientales que actúan como «disruptores estrogénicos», un tema todavía poco estudiado en cuanto a sus repercusiones en la fertilidad humana.

Temas

Comentarios

Lea También