Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 5.000 personas pasan por la Fira de l´Automòbil de Tarragona

La organización califica de éxito la segunda edición de la actividad y ya anuncia que repetirá en 2016 en las mismas fechas
Whatsapp
La concentración de coches clásicos en el exterior fue uno de los atractivos de ayer. Foto: Pere Ferré

La concentración de coches clásicos en el exterior fue uno de los atractivos de ayer. Foto: Pere Ferré

Ayer cerró puertas la segunda edición de la Fira de l’Automòbil de la TAP(Tarraco Arena Plaça) by San Miguel. Una segunda edición que, a juicio de la organización, resultó todo un éxito:durante tres días –viernes, sábado y domingo–, más de 5.000 personas han pasado por la antigua plaza de toros de Tarragona interesados en cambiar de coche o simplemente en pasear y curiosear por los expositores de las 25 marcas participantes. Especialmente productiva fue la «espectacular» jornada del sábado, en palabras del director de Marketing y Comunicación de la TAP, Roberto Iserte. Un día en el que pasaron por el recinto casi 2.600 personas. Más allá de la cifra de visitantes, desde la TAPse destaca que ha sido una feria muy productiva, en la que «se han vendido coches y, sobre todo, se han llenado muchas fichas». Esto es: potenciales compradores han dado sus datos e iniciado el proceso de posible adquisición.

«La verdad es que tanto nosotros como los expositores estamos muy contentos. Ha habido mucha actividad y estamos más que satisfechos», reconoce Iserte, quien no duda en admitir que esta segunda edición «ha funcionado incluso mejor que la primera», que tuvo lugar el año pasado pero en septiembre, coincidiendo con Santa Tecla.«Entonces hubo menos visitantes, y eso que aquella duró un día más, porque empezó el jueves». De hecho, ya está decidido que «habrá una tercera edición en 2016, y volverá a ser en junio», revelan desde la TAP.

La organización valora también como un éxito el funcionamiento de las distintas actividades paralelas que se han organizado, como el espacio gastronómico en el centro de la plaza, donde numerosos visitantes aprovecharon para tomar una tapa o una cerveza, la exposición de vehículos oficiales del sábado, o la concentración de coches clásicos de ayer. Tras recorrer las calles de Tarragona, los coches de época de la colección de Marc Vidal –cuya colección completa puede visitarse en su museo de 1.800 metros cuadrados en Riudoms– quedaron expuestos en la plaza situada frente a la TAP, llamando la atención de los visitantes y «creando aún más ambiente».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También