Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 50 agentes se desplegan en el mercadillo de Bonavista para reducir la inseguridad

Se controlaron 18 paradas, se identificaron a 50 personas y se decomisaron 215 prendas de ropa
Whatsapp
Una parada ofrecía género falsificado. Se decomisaron las 215 piezas que estaban expuestas para la venta y en la furgoneta. Foto: Àngel Juanpere

Una parada ofrecía género falsificado. Se decomisaron las 215 piezas que estaban expuestas para la venta y en la furgoneta. Foto: Àngel Juanpere

Reducir la inseguridad ciudadana y disminuir los hechos delictivos y las infracciones a las ordenanzas municipales. Son dos de los objetivos que perseguía ayer el macrodispositivo de más de 50 agentes –de la Guàrdia Urbana, los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional– que se desplegaron en el mercadillo de Bonavista. El operativo contó también con la presencia de tres funcionarios de Inspección de Trabajo. Una de las premisas era evitar las persecuciones y la alteración del orden.

Durante la mañana se controlaron 18 paradas –de las casi 400 que hay–, en las cuales se identificaron a 39 personas –19 marroquíes, 19 españolas y una rumana–, que eran titulares o trabajadores de los comercios. En uno de los puestos se decomisó todo el género que estaba preparado para la venta y también el que tenía la dueña dentro de la furgoneta. Todo ello bajo la mirada de un perito de Nike y Adidas, que acompañaba a los agentes. En total 215 piezas: 129 camisetas, 28 polos, 43 mochilas, nueve pantalones y seis sudaderas. La propietaria quedó imputada por un delito contra la propiedad industrial. En dicha parada se identificaron a dos menores que, supuestamente, estaban trabajando.

A otra persona se le intervino género –tres paquetes de cuchillos de cocina– y se la denunció por venta ambulante sin tener autorización.

 

Venta de animales

Las unidades de medio ambiente de los cuerpos policiales inspeccionaron dos paradas donde se vendían animales. Se realizaron en total diez denuncias. Una era por venta de especies exóticas o protegidas, una por ley de contrabando –con decomiso de 172 productos importados de la India–, dos denuncias por falta de autorización ambiental, una por falta de seguro de responsabilidad civil, una por carecer el vehículo de autorización para transporte de animales y otra por venta de productos prohibidos. Se levantó un acta por venta ambulante de animales por carecer de autorización. Finalmente, se abrieron diligencias informativas dirigidas al Juzgado por falta de documentación de los animales expuestos a la venta por si su procedencia pudiera ser ilícita.

 

Asuntos laborales

De las 50 identificaciones, 39 lo fueron por asuntos de extranjería y laborales. Dos personas fueron detenidas por la Ley de Extranjería y se les abrirá expediente sancionador. Por su parte, los inspectores de trabajo redactaron diez actas por infracción a la Ley General de la Seguridad Sociales y Estatuto de los Trabajadores, principalmente por asuntos de contratos y de menores trabajando.

Finalmente, un joven que paseaba a su perro –considerado peligroso– sin el correspondiente bozal fue multado con 400 euros. Además, se está pendiente de comprobar si la documentación del can está en regla.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También