Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de trece mil niños cambian el papel de aluminio por la fiambrera

La propuesta, que partió del Consell Municipal d´Infants, contó con una gran acogida en los 32 centros de la ciudad
Whatsapp
Las escaleras de la Catedral, cubiertas ayer de velas encendidas en solidaridad con los afectados por los terremotos de Nepal. Foto: Lluís Milián

Las escaleras de la Catedral, cubiertas ayer de velas encendidas en solidaridad con los afectados por los terremotos de Nepal. Foto: Lluís Milián

Una expectación especial recorría ayer el patio en la Escola Pau Delclòs de Tarragona. Se preparaba para levantar al aire sus fiambreras, una acción simbólica para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente y demostrar el compromiso de los 423 niños de la escuela con la idea de dejar de lado el papel de aluminio en favor de los envases reutilizables.

La idea, que se convirtió en una pensada campaña, surgió en el Consell Municipal d’Infants. Candela, de 11 años, miembro del Consell, relata que «estuvimos trabajando en varias ideas, pero al final lo sometimos a votación y ganó ésta».

Se refiere a la propuesta que realizaron a los 13.393 alumnos de los 32 centros de educación infantil y primaria de Tarragona para que llevaran su merienda en fiambreras... Ytuvieron éxito. Judit, de 10 años, cuenta que han ido clase por clase apuntando cuántos niños se habían sumado a la iniciativa. «Estamos contentos, calculamos que el 95% ha traído ‘carmanyola’. Ha habido algunos que han traído de tela, y esas también las hemos contado porque son reutilizables y no se necesita demasiada agua para limpiarlas».

El desfile de envases en el patio era de lo más variopinto y una muestra inequívoca de los personajes que más gustan en función de la edad: compartían espacio Peppa Pig, Bob Esponja, La princesa Sofía, Las Tortugas Ninja, Mickey Mouse, Star Wars... Los más grandes, por contra, optaron por los ‘tupers’ transparentes de toda la vida.

La campaña tuvo toda una planificación. Jordi, de 12 años y autor del dibujo que ilustra los carteles de la campaña que se ha repartido en todos los centros de Tarragona, explica que «los niños lo han entendido muy bien. Sólo los más pequeños han hecho alguna pregunta... La idea es que también se lo expliquen a sus padres y a sus familias para que lleguemos a más gente». La escena se ha repetido en todas las escuelas, siempre con los miembros del Consell como impulsores.

 

Más barato, más limpio

A su lado Miguel, también de 12 años, explica que hay dos argumentos importantes para preferir la fiambrera al papel; el principal es que es más económico. «La fiambrera la compras una sola vez y en cambio los rollos de papel los tienes que ir comprando cuando se te acaban», y la segunda es que produces menos desperdicios. En ese punto Candela interviene muy segura:«Eliminar esos papeles cuesta dinero y energía, y además contamina nuestro aire».

No obstante, y aunque la de ayer era una iniciativa puntual, en la escuela ya buena parte de los niños opta diariamente por los envases reutilizables. Es una de esas acciones en las que se enfocan por ser ‘Escola verda’.

Estos cuatro niños ‘consellers’ están encantados con su trabajo. De hecho, los de sexto, que el año que viene irán al instituto, han propuesto que se cree un Consell de Joves para continuar el trabajo que están haciendo. Cuando se les pregunta si les gustaría ser políticos, ningún dice que sí, incluso alguno hasta arruga la cara. Si se reformula la pregunta y se les consulta si se verían de concejales, se lo piensan mejor y asienten con la cabeza.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También