Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El Morell

Más puestos de trabajo y menos contaminación en El Morell

Los vecinos ven con buenos ojos la construcción de una ecoplanta en su localidad y creen que este puede ser el inicio de una transformación de la industria

Carla Pomerol

Whatsapp
Un vecino leyendo la noticia del ‘Diari’, en la terraza de un bar. Foto: Alfredo González

Un vecino leyendo la noticia del ‘Diari’, en la terraza de un bar. Foto: Alfredo González

Sorpresa en El Morell durante la mañana de ayer. Muchos de los vecinos acababan de conocer que su localidad había sido la escogida para que una empresa canadiense llevara a cabo la inversión más importante de los últimos tiempos en el Camp de Tarragona.

Se trata de la construcción de una planta pionera en el tratamiento de residuos, que supone una inversión de 250 millones de euros. Primero, en estado de shock y, después, llegó la sorpresa. Pero cuantos más detalles conocían los vecinos sobre el proyecto, más convencimiento había en su mirada.

La noticia ha sido bien recibida en el municipio y los vecinos destacan el gran número de puestos de trabajo que se presentan, unos 200, entre directos e indirectos, y unos 700 durante la construcción de la planta. Para una población de unos 3.500 habitantes, la valoración es buena.

Valeriano Llerena, vecino de la localidad, tardó pocos minutos en dirigirse hasta el Ayuntamiento para preguntar sobre los pasos a seguir para trabajar en esta nueva planta.

«Aún no me han dejado apuntarme, pero supongo que más adelante haremos formación», asegura Valeriano, protagonista de esta historia, que ilustra a la perfección la motivación que ha causado la noticia de la nueva planta ecológica entre los vecinos de El Morell. La puesta en funcionamiento está prevista para el año 2021, según fuentes municipales.

Pero no todo el mundo opina igual. Juan Pedro Moreno, otro residente, aseguraba que «ya está bien de tanta suciedad, no quiero que vengan más fábricas». Joan Gomis, presente en la conversación, le contestó que «ya hace tiempo que convivimos con la contaminación.

Además, las administraciones, actualmente, controlan a la perfección las emisiones tóxicas». Gomis también destacaba la gran inversión prevista, unos 250 millones de euros.

Gran parte de los vecinos desconocían la noticia, pero se animaban cuando oían a hablar de nuevos puestos de trabajo. Algunos hablaban de desinformación.

Lo cierto es que el Ayuntamiento lleva un año madurando la idea, pero el equipo de gobierno se ha mostrado prudente y no ha querido avanzar ningún aspecto hasta el martes, cuando se celebró un pleno extraordinario para dar el primer visto bueno a la planta de metanol.

Josep Maria Torres, miembro de la Plataforma Cel Net y vecino de El Morell, opinaba que «parece una buena idea. Pasamos de una refinería de petróleo a una biorefinería».

Torres lo definía como «una panacea», ya que no sabían ni que existía esta tecnología. «Si todo es tal como nos lo explican, encantados. Entendemos que en El Morell no hay turismo, que deben convivir la payesía y la industria», explicaba Torres, quien añadía que «se debe reconvertir la producción, a menos contaminante».

Aun así, la plataforma Cel Net reconoce tener dudas sobre la fabricación de metanol

Por su parte, el Ayuntamiento ve con buenos ojos la iniciativa ya que «esta planta puede atraer otras empresas de este estilo y, poco a poco, iremos transformando la energía en sostenible», explicaba ayer el concejal Eloi Calbet.

Temas

Comentarios

Lea También