Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mas se encomienda al Procés para remontar los malos sondeos en TGN

El President quiere que Tarragona ´cuente con un alcalde que tenga claro el objetivo del país´. Por primera vez aparecieron esteladas, se cantó Els Segadors y se gritó ´independència´
Whatsapp
El ´President´ Artur Mas, ayer en el Refugi número 1 del Moll de Costa de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El ´President´ Artur Mas, ayer en el Refugi número 1 del Moll de Costa de Tarragona. Foto: Lluís Milián

La independencia al rescate de los malos sondeos. Pese a que durante toda esta campaña electoral Convergència i Unió –y especialmente el candidato de Tarragona, Albert Abelló– ha dejado de lado el debate sobre el proceso soberanista de Catalunya, ayer el President Artur Mas instó ante unos 500 militantes de la formación nacionalista a votar en clave nacional en las elecciones municipales del domingo.

Especialmente sorprendente e inesperado resulta este cambio de rumbo después de que Abelló no dedicara ni una sola palabra al Procés en la conferencia que realizó hace semanas en el Teatre Metropol, así como que en ninguno de los actos que ha llevado a cabo Convergència i Unió hayan aparecido banderas esteladas, ni se haya cantado Els Segadors ni se haya gritado ningún tipo de consigna soberanista. La única –y tímida– referencia que ha consentido el alcaldable tarraconense fue en el acto que Abelló protagonizó con el President en la Plaça de les Cols, en el que el candidato nacionalista aseguró que su candidatura «no será ajena a lo que decida el Parlament de Catalunya».

Toda esta situación, a escasamente cuatro meses de los comicios plebiscitarios del próximo 27 de septiembre, parece que ha pasado factura en los ánimos de los potenciales votantes convergentes. Una muestra de ello es que el cambio de dirección de ayer llega justo una semana después de que las encuestas publicadas indiquen un importante retroceso de la federación en la mayoría de ayuntamientos catalanes en favor de Esquerra Republicana y de la CUP. En el de Tarragona, el sondeo reflejaba una pérdida de entre dos y tres concejales respecto a los siete que tiene en la actualidad, una cifra que situaría a los convergentes en el límite de los peores resultados que ha sacado desde la recuperación de la democracia: cuatro ediles en 1979.

‘Cohesión interna’

Esta situación de emergencia en la mayoría de consistorios, y especialmente en el tarraconense, provocó que ayer Artur Mas recurriera a las aspiraciones independentistas para animar a los suyos a sólo 72 horas de los comicios. Mas es consciente de que los resultados se valorarán en gran parte por los representantes que logren en general las fuerzas que están a favor del Dret a Decidir y, especialmente, su partido, que es quien ha comandado toda la hoja de ruta.

«El proceso que está viviendo Catalunya necesita mucha fuerza y una gran cohesión interna, ya que el rival tiene muchas más herramientas que nosotros», indicó el President, quien recordó que este domingo «se escogen alcaldes para 947 ayuntamientos y, según como vaya, estaremos en mejor o peor posición para afrontar los retos que tenemos delante».

En este sentido, Mas lamentó que «uno de los ayuntamientos que no tenemos alineados con el proceso nacional es el de Tarragona», que está gobernado por Josep Fèlix Ballesteros (PSC) desde 2007. Por ello, el líder convergente espera que «el domingo esta gran ciudad cuente con un alcalde que tenga claros los objetivos que nos hemos marcado como país» y que «cuando se le llame para que esté al lado del momento que vive Catalunya esté a la altura de las circunstancias», afirmó en referencia a la ausencia de Ballesteros en el acto que se convocó en octubre en la Generalitat para apoyar al President de cara a la Consulta del 9 de noviembre. Mas negó que el proceso soberanista reste inversiones a Catalunya, y citó los anuncios realizados recientemente por parte de Ferrariland, BASF, Repsol y Volkswagen.

Asimismo, mirando al pasado, el máximo representante de CiU recordó que «cuando más pasos ha dado hacia adelante Tarragona ha sido con los gobiernos de Convergència i Unió de Joan Miquel Nadal», si bien lamentó que «en los últimos años ha dejado el liderazgo que ostentaba».

‘No haré el indio’

Por su parte, el alcaldable Albert Abelló pronunció un escueto discurso en el que reivindicó, sobre el proceso soberanista, que «estaré al lado del país en todas las decisiones que se tomen» y que «no haré el indio con el Procés y apoyaré todo lo que decida el President». El líder de la candidatura en Tarragona recordó también que su programa priorizará «las personas y la recuperación económica», ya que «la mejor política social que existe es la generación de empleo».

Al final del acto aparecieron, por primera vez en las dos semanas que se llevan de campaña electoral, las banderas esteladas y se cantó, también por primera vez, Els Segadors. Ya después aparecieron los gritos a favor de la independencia de Catalunya. La gran duda es si estos cánticos han llegado demasiado tarde...

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También