Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mascarillas, lo que hay que saber si va a hacerlas en casa

Autogestión. Aunque apenas hay estudios que los avalen, los tapabocas domésticos ganan terreno. Repasamos lo que dicen los médicos y una costurera enseña a hacer uno

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Imagen de uno de los pasos de la fabricación de una mascarilla. FOTO: Marian Ed dauodi

Imagen de uno de los pasos de la fabricación de una mascarilla. FOTO: Marian Ed dauodi

Mascarilla para ir a la calle, ¿sí o no? El debate está lejos de resolverse. El pasado viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, revelaba que no se descarta aconsejar su uso a toda la población y desde entonces el Gobierno se ha esforzado en dejar claro que no se recomendará mientras no haya unidades suficientes.

Ese mismo día los Centros de Control de Enfermedades de EEUU recomendaban su uso generalizado y hasta publicaban recomendaciones para hacerlas en casa. Este martes era el alcalde de Niza, Francia, quien anunciaba que su uso será obligatorio y prometía que equipará a cada uno de sus 340.000 vecinos con una mascarilla reutilizable y lavable. También ese día comenzaban a ser obligatorias en Marruecos, donde no llevarlas puede acarrear penas de uno a tres meses de cárcel. La OMS, por contra, sigue sin recomendarlas para la población general.

Las barbas del vecino

Todas estas noticias han conseguido que muchos ciudadanos piensen que es el momento de hacerse con una mascarilla, algo prácticamente imposible en las farmacias, desabastecidas desde hace semanas, o a través de internet, donde las tiendas no ofrecen entregarlas antes de finales de abril.

Los tutoriales DIY (do it yourself, hágalo usted mismo) en YouTube no paran de multiplicarse y hasta el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo publicó guías técnicas para la elaboración de diferentes tipos de mascarilla, también la ‘higiénica’ que se puede hacer en casa.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) arrojaba ayer algo de luz al respecto y recomendaba el uso de tapabocas como «medida adicional y voluntaria» que no sustituye a otras medidas recomendadas durante este periodo, como el confinamiento o el mantenimiento de la distancia de seguridad».

Advertían de que «la evidencia científica sobre su eficacia es muy escasa, con un solo artículo publicado en 2013 con motivo de la gripe aviar». Aquel estudio concluía que «una mascarilla casera solo debe considerarse como un último recurso para prevenir la transmisión de gotas de individuos infectados, pero sería mejor que no tener protección». En resumen, y como se ha repetido hasta la saciedad, ayudarían a prevenir la propagación del virus por parte de las personas enfermas, pero no sirven para protegerse ni pueden ser usadas por los profesionales sanitarios.

Con todo, el comunicado de la SESPAS da pistas de lo que hay que saber si se van a hacer en casa. Apuntan que los materiales de algodón funcionan mejor y que hay que «evitar materiales que a simple vista parecen más porosos, como la lana». También aconsejan «utilizar al menos dos o tres capas de material y, si es fino, más» y lavarlo antes de usarlo.

También advierten de que las mascarillas no se deben usar en menores de dos años, en personas con dificultades respiratorias, ni en quienes no puedan quitárselas por sí mismos.

Las mascarillas deben cubrir boca y nariz, intentando que quede poco espacio entre la piel y la mascarilla, pero que sea cómoda y permita respirar sin dificultad.

También es importante evitar tocarse los ojos, nariz y boca al ponerse y quitarse la máscara, y lavarse las manos antes y después. No se deben compartir.

Costurera solidaria

Aunque los tutoriales abundan, hemos decidido pedir ayuda a Marian Ed dauodi, de Magic Didal, en Tarragona, para elaborar una mascarilla para personas que no saben ni enhebrar una aguja, «que las hay, y muchas. Algunas vienen al taller a que les cosamos hasta un botón», cuenta.

Por sus manos expertas han pasado estos días cientos de mascarillas. De hecho, en menos de una semana cosió, de manera altruista, 1.600 para la Xarxa Santa Tecla con un tejido especial. Ella forma parte del grupo de costureras de la ciudad que están cosiendo en sus casas para entregar a trabajadores no sanitarios que se encuentran de cara al público. En la web del Diari publicamos el tutorial.

En esta oportunidad nos propone una mascarilla con Tejido no Tejido (TNT: textile non-tissé), material poco poroso del que están hechas algunas bolsas y forros de trajes. El hilo y la aguja los sustituye por una grapadora o una pistola de silicona.

Se hace un rectángulo de 22 por 19 cm y marcas para los pliegues
Se hace una plantilla de papel o se marca en el tejido y se corta
Se deben colocar al menos dos capas de tejido.

El modelo también se puede hacer con tela. Entre los tejidos que puede haber en las casas y que destacan porque se adaptan al cuerpo y tienen mejor filtrado están las camisetas 100% de algodón y las sábanas, con una eficiencia de filtrado del 69% y del 61%, respectivamente, según indica el Departament de Salut.

Se fijan los pliegues con la grapadora.
Una vez grapados los pliegues, queda así.
Se coloca una tira de tejido doble para tapar las grapas

Según la SESPAS, la frecuencia de lavado de las mascarillas «dependerá de su uso, sobre todo si está húmeda y/o se ha utilizado mientras se presentaba tos o estornudo, se debería lavar después de cada uso. Se puede lavar con el resto de ropa en lavadora en un ciclo normal de 40 o 60 grados».

Se pone la cinta y se dobla la tira de tejido hacia arriba
Se grapan el extremo de la tira y la cinta.
Esta es la apariencia de la mascarilla hecha con una bolsa
También se puede usar pistola de silicona. FOTOs: Marian Ed dauodi

Temas

Comentarios

Lea También