Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Me voy para combatir la Barcelunya en el Parlament'

Entrevista a Alejandro Fernández, portavoz del PP en el Parlament

Octavi Saumell

Whatsapp
Alejandro Fernández, ayer, antes de la entrevista que concedió al Diari en su despacho de la Plaça de la Font. FOTO: ALBA MARINÉ

Alejandro Fernández, ayer, antes de la entrevista que concedió al Diari en su despacho de la Plaça de la Font. FOTO: ALBA MARINÉ

- ¿Por qué prefiere ser portavoz de la penúltima fuerza del Parlament que primer teniente de alcalde de Tarragona? - No valoro las cosas en función de la vanidad. Se trata de un reto y de una gran oportunidad. 


- ¿Preferir ir a Barcelona que gobernar en Tarragona no es ‘Barcelunya’? - Todo lo contrario. Lo que haré será combatir el centralismo, ya que seré el único tarraconense con responsabilidades de primer nivel en el Parlament.

- ¿Cómo se notará su voz? - Siempre ejerzo de orgulloso tarragoní. Aquí hay gente que hace de perro del hortelano, que se enfada tanto cuando hay tarraconenses en las tomas de decisiones como cuando no los hay. Que se aclaren.

- Ha estado 16 años en el Consistorio, casi media vida. - Sí, por esto tengo una sensación de melancolía y tristeza. Han sido unos años satisfactorios, pero poder representar las ideas de miles de catalanes en un momento trascendental como éste me llena de ilusión.

- Ha gobernado con Joan Miquel Nadal y Ballesteros. ¿Con quién se queda? - Con los dos. De Nadal me quedo con sus genialidades y un carácter muy fuerte, que me ha servido de inspiración.

- ¿Y de Ballesteros? - No voy a caer en el tópico de que es buena persona, que lo es, sino que valoro su moderación y que no es sectario. Es muy tolerante, y no hay muchos políticos que sean así.

- ¿Se iría si usted fuera alcalde? - Estamos hablando de hipótesis. Yo he aparecido en quinielas para todo tipo de cargos en Madrid y Barcelona, y ahora no salía en ninguna.

- ¿Es un adiós definitivo o será candidato en 2019? - En política nunca se sabe, pero el nuevo equipo merece la oportunidad de liderar esta nueva etapa como yo tuve la mía.

- El partido se queda cojo. - No. Hay un equipo excelente para seguir gobernando. Cuando yo relevé a Ricomà mucha gente pensó lo mismo.

- ¿Con qué se queda de todos estos años? - Que no he tenido jamás una mala relación personal con ningún concejal. Y mira que hemos tenido debates acalorados.

- Entró en 2007 como portavoz con 4 ediles y se va igual. - Sí, mi techo fue en 2011, cuando casi logramos la alcaldía. El año 2015 fue terrible para el PP, pero en Tarragona logramos mantenernos sólidos.

- ¿Qué le ha quedado pendiente? - Ser alcalde. Para mí, es lo más.

- ¿Más que ser portavoz en el Parlament? - Ser alcalde es mi sueño, pero en política cuando se cierra una puerta se abre otra.

- ¿Se va por el aplazamiento de los Juegos y el caso Inipro? - Entiendo la postura de la oposición, pero repito que ni comen ni dejan comer.

- Los Juegos e Inipro dejan al gobierno municipal en una situación complicada. - No negaré que lo es, pero tampoco es irreversible. Soy optimista y estoy seguro de que Tarragona va a ser capaz de avanzar en los próximos años.

- ¿Aplazar los Juegos a 2018 es un fracaso? - Ha sido un contratiempo importante, pero se puede reaccionar. Debemos seguir trabajando.

- ¿Coincide con Ballesteros en culpar al Estado y a Miguel Cardenal del retraso? - No haré declaraciones que contribuyan a la inestabilidad.

- ¿La marcha de Miguel Cardenal es una buena noticia para la ciudad? - Lo bueno para los Juegos es que todas las instituciones, patrocinadores y sedes están en plena sintonía.

- ¿Qué prioridades se marca? - El Parlamento es el templo de la batalla pacífica de las ideas. Y voy a defender los valores de las personas que nos sentimos catalanas y españolas.

- El PP está planteando la ‘batalla de las ideas’ en los juzgados. - No. No se ha procesado a nadie por decir en el Parlament libremente sus ideas.

- Sí, a Carme Forcadell por permitir un debate. - Se le acusa de permitir presuntas irregularidades, no por haber tenido un apasionante debate sobre la independencia.

- ¿La solución del Procés pasa por la judicialización? - No se judicializa, pero quien comete una ilegalidad debe hacer frente a sus consecuencias. Debe iniciarse una etapa de diálogo entre el Gobierno y todas las comunidades.

- ¿El suplicatorio a Francesc Homs ayuda al diálogo? - Me parece increíble que haya gente que critique el aforamiento y que ahora defiendan este.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También