Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Medicina más humana

Associació d’Estudiants de Ciències de la Salut Difusión y concienciación de la salud actual

Amalia Alonso

Whatsapp
Miembros de la delegación de la URV. FOTO: LLU�S MILI�N

Miembros de la delegación de la URV. FOTO: LLU�S MILI�N

El salto del instituto a la universidad implica una transformación mayor que la que el cambio de institución en sí da a entender. Es una nueva etapa formativa donde el aprendizaje supera las aulas y las relaciones sociales y la implicación personal juegan un papel casi tan importante como la comprensión de los contenidos curriculares. «Te ofrece más oportunidades de enriquecerte y aprender, sobre todo en los temas que más te motivan y a los que no llegas mediante la universidad», aseguran los miembros de la Associació d’Estudiants de Ciències de la Salut (AECS), que el pasado domingo 15 de enero celebró sus 145 años de historia.

En la actualidad, esta entidad sin ánimo de lucro de carácter social, científico y cultural cuenta con más de 1.000 miembros distribuidos por todo el territorio catalán. Organizada en cinco delegaciones – Barcelona, Lleida, Reus-Tarragona, Girona i Sant Cugat –, AECS tiene presencia en la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut de la Universitat Rovira i Virgile desde 1982. La labor de la asociación se dirige tanto a la sociedad, en general, como a los alumnos, en concreto. Por un lado, su objetivo es concienciar, mediante la organización de actividades, a las diferentes generaciones de que la salud es un valor fundamental y universal. Por otro, pretende completar la formación de los estudiantes en temáticas referentes a salud pública, derechos humanos y paz, salud sexual y reproductiva, así como potenciar el crecimiento personal y profesional a través del intercambio de ideas y experiencias.

«Habíamos oído hablar de ella a compañeros mayores, pero fue en el acto de bienvenida a la universidad cuando nos dieron una pequeña charla de presentación», recuerdan desde el secretariado de la URV. De esta manera, se formó el equipo local, que este año está compuesto por 14 estudiantes, además de todas las personas interesadas en participar en las actividades. «Cualquier estudiante de ciencias de la salud puede participar de lo que organicemos, esto hace que podamos llegar a un público mucho mayor y ofrecer una oferta amplia y variada», explican.


El funcionamiento
Cada una de las delegaciones de AECS se organiza de la misma manera. En primer lugar, existe una Junta Local, con las figuras de presidencia, secretaría y tesorería, que coordina el funcionamiento global y mantiene el contacto con los miembros del Secretariado General. En segundo lugar, están los Grupos de Trabajo, formados por las personas con intereses comunes sobre un área de la salud, que se ocupan de cumplir objetivos más específicos.

Una de las ventajas de la asociación es su presencia en toda Catalunya. «La relación que se establece entre los miembros de las diferentes universidades a la hora de colaborar en un proyecto común es algo que no tiene precio, es una manera de vivir la medicina desde una perspectiva más humana», prometen los alumnos. A menudo se celebran reuniones con las diferentes delegaciones donde se pone en común el trabajo realizado y los planes de futuro. Además, dos veces al año, hay asambleas generales abiertas donde se reúnen un centenar de estudiantes.

«Nuestro primer contacto con la asociación fue el día mundial de la Salud, salimos a la plaza Prim de Reus a promocionar la salud, medimos tensiones arteriales, tomamos glucemias…», cuentan. A partir de ahí, han participado en charlas sobre temas de actualidad médica, actos de promoción de la salud en escuelas, actividades para recaudar fondos para La Marató de Tv3, intercambios internacionales y mucho más.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También