Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Medio año de prisión por entrar en la URV e intentar robar un proyector

Lo intentó en las aulas de Psicología, en el Campus Sescelades. El condenado es reincidente

Àngel Juanpere

Whatsapp
El intento de robo ocurrió en la La Facultat de Ciències d'Educació i Psicologia del Campus Sescelades. FOTO: DT

El intento de robo ocurrió en la La Facultat de Ciències d'Educació i Psicologia del Campus Sescelades. FOTO: DT

Un hombre que entró en el Campus Sescelades de la URV para robar –intentó arrancar un proyector– ha sido condenado a medio año de prisión por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona que, de esta forma, rebaja la pena inicialmente impuesta por el Juzgado de lo Penal 2, que era de nueve meses de prisión al apreciar la agravante de reincidencia. Además, tendrá que indemnizar a la universidad con 507,50 euros.

Los hechos se remontan a las ocho de la tarde del 11 de noviembre del año pasado. El acusado accedió por una ventana de la planta baja al interior de una de las aulas del edificio de Psicologia, situado en el Campus Sescelades, en la avenida Dels Països Catalans. El centro se encontraba ya cerrado al público.

El procesado fracturó por la parte interior la puerta de un aula mediante una patada, forzó una de la primera planta y abrió un armario, dejando una caja con llaves en el suelo e intentó arrancar un proyector situado en el techo.

El hombre no logró conseguir botín alguno al sonar la alarma del edificio y acudir el vigilante de seguridad, quien comprobó que había personas en el interior y llamó al 112. Acudieron dos patrullas de los Mossos d’Esquadra. Una de ellas accedió al recinto universitario por la parte trasera, donde localizó al acusado. Llevaba un cúter y dos juegos de llaves, por lo que procedieron a su detención.

El hombre había sido condenado por el Juzgado de lo Penal 4 de Tarragona el 22 de septiembre de 2017 a dos años de prisión por el mismo delito: robo con fuerza.

Se dejó en suspenso la pena con la condición de que no volviera a delinquir en dos años, resolución que le fue notificada el 18 de octubre del año pasado. Pero no pasó ni un mes cuando volvió robar. Por ello, posiblemente ahora se revocará la suspensión de la pena anterior y la tendrá que cumplir.

En el recurso de apelación, el procesado aseguró que el hecho de llevar un calzado con una suela similar a las huellas encontradas en el lugar de los hechos no era prueba suficiente para señalarlo a él como autor. Como tampoco el hecho de hallarle en su poder un cúter y dos juegos de llaves –idénticos a los que estaban en el interior de una caja junto a un armario–.

Sobre las huellas de los zapatos, los magistrados recuerdan que son las mismas que las halladas en el alféizar de la ventana por donde se accedió al edificio, en una silla y en la puerta del aula violentada mediante una patada, «lo que resulta a nuestro parecer suficientemente incriminatorio».

Temas

Comentarios

Lea También