Menos de un tercio de las 646 candidaturas de Tarragona el 26-M están lideradas por mujeres

El municipio con más posibles alcaldesas es Cunit, con seis. Le siguen Valls, Calafell y Cambrils, con cinco cada uno. En Miravet y Corbera hay sendas candidaturas exclusivamente femeninas

Xavier Fernández

Whatsapp
La candidatura femenina de Cor-bera d’Ebre: Carme Gonzàlez (1, cabeza de lista), Gemma Borràs (2), Marta Llop (3), Sílvia Síñol (4), Dolores Llop (5), Rosa Salas (6), Cinta Fígols (7), Gemma Puig (8), Antonia Clua (9), Montse Freixa (10) y Gemma Ubalde (11). FOTO: dt

La candidatura femenina de Cor-bera d’Ebre: Carme Gonzàlez (1, cabeza de lista), Gemma Borràs (2), Marta Llop (3), Sílvia Síñol (4), Dolores Llop (5), Rosa Salas (6), Cinta Fígols (7), Gemma Puig (8), Antonia Clua (9), Montse Freixa (10) y Gemma Ubalde (11). FOTO: dt

«Ojalá algún día haya una presidenta de la Generalitat». Es el deseo de Carme Gonzàlez. Carme encabeza una de las dos únicas candidaturas exclusivamente femeninas para las elecciones municipales del 26 de mayo. Es la número 1 de la lista de ‘Junts per Corbera’ (la denominación con que la antigua Convergència se presenta a los comicios locales). La otra lista es la de ‘Fem Poble.Fem Miravet’, que no tiene vinculación a partido alguno. Su alcaldable es Carme Lleixà.

Gonzàlez y Lleixà son dos gotas de agua en el mar masculino que  inunda las candidaduras. De las 646 listas que se han presentado en los 184 municipios de Tarragona, solo 185 están lideradas por mujeres. Es decir, un 28,63%, menos de un tercio. En 85 localidades, la máxima autoridad local será hombre sí o sí porque no hay una sola alcaldable.

La situación mejora ligeramente si se analizan los 31 principales consistorios (los que tienen más de 5.000 residentes).76 de las 233 listas cuentan con una mujer al frente, es decir, un 32,61%. Entre las diez ciudades más pobladas (las de más de 20.000 habitantes), hay 32 mujeres como cabeza de lista entre las 103 candidaturas, un 31,06%. La única excepción es Vila-seca, en la que sus ocho número 1 son hombres.
En el extremo opuesto, se sitúan Valls, Calafell y Cambrils.Valls tiene 5 de 7 (un 71,42%).  Calafell y Cambrils, 5 de 12 cada una (un 41,66%). En todo caso, Cunit es la localidad tarraconense con más cabezas de lista mujeres. Son 6 de 9 (un 66,66%).

Tarragona tiene 3 cabezas de lista mujeres en sus 12 candidaturas. Reus 4 de 12. El Vendrell 3 de 13. Tortosa 2 de 8. Salou 2 de 12. Y Amposta, 3 de 7. Las listas son paritarias por ley en los municipios de más de 3.000 habitantes, pero no fija, como es lógico, el sexo de quien tiene que liderarla.

¿Qué posibilidades tienen las alcaldables de asumir el mando? En 32 municipios se ha presentado una única lista, es decir, que ya se sabe quién será el alcalde. Sólo en uno, Vinebre, hay una mujer a la cabeza: Gemma Carim.

En cinco municipios habrá seguro alcaldesa porque todas las candidaturas las lideran mujeres. Se trata de La Nou de Gaià (Gema Figueras por ‘Som la Nou’ y Blanca Guillen con ‘Il·lusionats de Nou’), Capafonts (Judit Giró, de la CUP, y Maria Lourdes Buldó, de ‘Junts per Capafonts’), Aldover (Rosalia Pegueroles, por ‘ERConstruïm Aldover’, y Maria Teresa Forés, del PSC), Benifallet (Virgínia Borràs, de ERC, y Mercè Pedret, por ‘Benifallet-Candidatura de Progrés’) y Tivenys (Eva Roig, de ‘Implicats fem poble-ERC’, y Maria José Beltran, del PSC).

En la actualidad, solo hay 33 alcaldesas en los 184 municipios.Tres de ellas lideran localidades de más de 10.000 habitantes (Meritxell Roigé, en Tortosa; Camí Mendoza, en Cambrils; y Dolors Carreras, en Cunit). Las otras 30 mandan en pueblos de menos de 3.000 vecinos y vecinas.
De esas 33 alcaldesas, siete ya no se presentan y otras tres van en la correspondiente lista, pero no al frente. Destacan los casos de Montserrat Carreras que ya no repetirá en Cunit y de Rosa Maria Parès en Renau. Parès había sido alcaldesa de la localidad del Tarragonès desde 1991. Cuatro candidaturas aspiran a sucederla, dos de ellas lideradas por mujeres. 

Las tres candidatas a alcaldesa en Tarragona tienen escasas, por no decir nulas, posibilidades. Son Carla Aguilar (En Comú Podem Tarragona), Laia Estrada (CUP) e Isabel Lázaro (Vox). También parece descartado que haya alcaldesa en Salou (Martina Fourrier, de ‘Fem Salou. Fem República’, y Ana Belén Rodríguez, de Vox) y Amposta (María Cecilia Castelló, de Ciudadanos; Rosa Pertegaz, de Demòcrates per Catalunya; y Rosa Isabel Recio, de Podemos Amposta). Es una incógnita en Calafell y El Vendrell.

¿Una alcaldesa en Reus? 

La situación es distinta en Reus, Tortosa, Cambrils y Valls. Noemí Llauradó, de Esquerra Republica, tiene opciones de ser la primera alcaldesa de la capital del Baix Camp. Según consta en la web muncipal, desde 1838 siempre ha habido un alcalde. ERC ganó en Reus las elecciones generales del pasado 28 de abril, con 12.854 votos, seguida del PSC, con 12.060. JxCAT, el partido del actual alcalde, Carles Pellicer, quedó quinto (6.038 sufragios).

Meritxell Roigé sustituyó a Ferran Bel en la alcaldía de Tortosa en febrero del año pasado. Su partido, JxCAT quedó tercero en las generales, por detrás de ERC y PSC, pero en las municipales de 2015 dobló en votos a ERC (4.636 frente a 2.261). Camí Mendoza (ERC) ya ganó los comicios de hace cuatro años y accedió al poder en Cambrils por un pacto con el PSC, que quedó segundo, y CiU. Republicanos y socialistas repitieron posiciones el 28-A. Ana López encabeza de nuevo la lista del PSC. Las otras número 1 son Teresa Recasens (Primàries), Sara Estalella (CUP), y Laura Moreno (Podemos).

En Valls, Albert Batet, alcalde desde 2008 con CDC (Junts per Cat), no se presenta. Le sustituye Maria Dolors Farré. Además las listas de PSC, Ciudadanos, Podemos y la CUP también están lideradas por mujeres: Rosa Maria Ibarra, Cristina Laiz, María del Carmen Pujadas y Ester Huget.

Carme Gonzàlez y Carme Lleixà también sueñan con ser alcaldesas en Corbera d’Ebre y Miravet. A Gonzàlez, que actualmente es edil de la oposición, le propuso su partido ser la candidata. Aceptó y se le ocurrió «hacer algo diferente: una lista solo de mujeres». Dicho y hecho. En 24 horas estaba completa, con una banquera, dos estudiantes, una jubilada, una profesora, una guía turística... todas ellas «muy ilusionadas».
Gonzàlez cree que las mujeres pueden aportar «una visión diferente a la de los hombres, ni mejor ni peor, pero sí diferente. Tendría que haber más mujeres en el poder. La representación actual femenina es muy deficiente».

En el caso de Miravet, la candidatura solo de mujeres surgió por casualidad. Un grupo de vecinos se reunía para intentar impulsar la localidad, que tenía desde hace 16 años el mismo alcalde, Antoni Borrell, vinculado a ERC y que dimitió en abril. Tras varias reuniones se decidió presentar una candidatura. Sólo un grupo de mujeres se implicó directamente.

Para la alcaldable de Miravet, «la política no tiene género. No por ser hombre o mujer lo harás mejor o peor. Lo que tienes que mirar es la capacidad de la persona. Nuestro objetivo es hacer política municipal, fer poble. De ahí el lema ‘Fem Miravet’».  Lleixà cree que a veces son las propias mujeres, «las que asumimos un segundo plano, priorizamos el hogar y la familia por encima de otras opciones». Y concluye: «Tendría que ser normal, no una excepción, que hubiese listas femeninas».

Temas

Comentarios

Lea También