Mercadona reducirá un 25% el uso del plástico antes de 2025

Estrategia 6.25. La compañía valenciana acelera el plan para reducir en cinco años su utilización, reciclar todos sus residuos plásticos y hacer todos los envases reciclables

ÒSCAR LASCORZ

Whatsapp
El Mercadona de Les Gavarres es el primer supermercado de la cadena valenciana que se ha convertido en Tienda 6.25.  FOTO: Pere Ferré

El Mercadona de Les Gavarres es el primer supermercado de la cadena valenciana que se ha convertido en Tienda 6.25. FOTO: Pere Ferré

No es ninguna novedad que una de las prioridades medioambientales a nivel global es reducir la presencia de plástico en nuestro planeta. Vivimos rodeados de objetos plásticos que nos hacen la vida más fácil, pero que, a su vez, generan un problema medioambiental al presentar una gran resistencia al proceso de degradación. A la espera de encontrar un material que presente un coste de producción similar y unas características funcionales parecidas, la reutilización y la reducción del uso del plástico son unas acciones clave para que podamos convivir en un futuro verde. Y esto depende de todos nosotros: tanto de las personas, como de las administraciones y empresas.

En ese sentido, Mercadona lo tiene claro y ha acelerado su estrategia para reducir el plástico en sus supermercados. Con una inversión que supera los 140 millones de euros, la cadena valenciana refuerza la denominada Estrategia 6.25 con la que se trabaja desde el año pasado y que tiene el reto de contribuir con el cuidado del planeta, haciendo más sostenible los diferentes procesos de la cadena de montaje.

Como su nombre indica, esta estrategia se sustenta en seis acciones que deben ayudar a cumplir un triple objetivo para el año 2025: reducir un 25% el plástico en los supermercados de Mercadona, reciclar todos los residuos plásticos que se generen y conseguir que todos los envases de plástico sean reciclables. El cumplimiento de esas seis acciones implican cambios en diferentes procesos de la compañía, desde la definición de los envases del futuro, hasta la coordinación con los proveedores, la gestión de los residuos y la logística, entre otros.

Para lograr todo ello, Mercadona ha iniciado un proceso de adaptación de sus establecimientos, convirtiéndolos en las denominadas Tiendas 6.25. A lo largo de los dos últimos meses, la compañía ha habilitado un total de 72 supermercados de su cadena para que cumplan con la mencionada estrategia y sigan las seis acciones que ayudarán a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible para 2025.

La Estrategia 6.25 en Tarragona

En la demarcación de Tarragona, Mercadona cuenta con 35 supermercados actualmente, de los cuales, uno se convirtió en Tienda 6.25 el pasado mes de octubre. Se trata del establecimiento de la calle Josep Maria Floch i Torres, en Les Gavarres. Una singularidad que le durará bien poco, ya que los planes de la compañía valenciana es expandir, a corto plazo, este formato por todos los supermercados que posee de España y Portugal. «En Tarragona hemos empezado por esta tienda porque tiene todos los servicios que Mercadona ofrece a sus clientes. La idea es que a lo largo del próximo año, los otros establecimientos también se conviertan en Tiendas 6.25», avanza Beatriz Feced, directora de relaciones institucionales de Mercadona en Tarragona.

Para llevar a cabo este plan, la empresa formará a los cerca de 90.000 empleados que integran la plantilla de Mercadona. Además, la compañía ha transmitido los objetivos de la estrategia a sus proveedores, que ya trabajan de lleno en su desarrollo.

El supermercado de Les Gavarres cuenta con unas características que, por ahora, lo hacen único en la ciudad y en la demarcación y que serán explicadas a través de las seis acciones que Mercadona lleva a cabo para cumplir los objetivos de desarrollo sostenible para 2025.

1. Eliminar las bolsas de plástico de un solo uso

La primera de las acciones ya lleva un tiempo implementándose y se espera que se cumpla durante el primer trimestre del año que viene. Desde hace tiempo, se ha podido apreciar una disminución de las bolsas de plástico de un solo uso empleadas por el cliente, una vez este ha pasado por caja. Esto es gracias a las bolsas producidas a partir de plástico reciclado, las bolsas de cartón y las cestas de rafia que también están disponibles si el cliente quiere. Todas ellas, además, son reutilizables, con lo que quien quiera puede traérselas desde su domicilio.

Recientemente, Mercadona ha querido dar un paso más allá sustituyendo las bolsas de un solo uso por las compostables de origen vegetal. Además, en secciones como la frutería, los clientes pueden adquirir un pack de bolsas-malla reutilizables cuyo peso se les descuenta de la compra. De esta manera, la compañía busca incentivar al cliente a volver a usar estas mismas bolsas en futuras compras.

2. Eliminar artículos de plástico de un solo uso

Siguiendo la misma línea, la segunda acción trata de eliminar todos los productos desechables de plástico de un solo uso. Con esta iniciativa se calcula que se ahorrarán cerca de 3.000 toneladas de plástico.

El ejemplo más claro se encuentra en algunos de los productos que se pueden ver en la segunda fotografía de arriba. El menaje de Mercadona (platos, cubiertos, vasos, copas de cava...) son de cartón o de plástico reforzado que permite ser lavado y, por lo tanto, ser utilizado en múltiples ocasiones.

3. Disminuir el plástico en los envases

Con el objetivo de emplear un 25% menos de plástico para 2025, Mercadona ya ha comenzado a eliminar el plástico en los envases de todas las secciones. Esta acción obliga a rediseñar formatos y bandejas, como es el caso de frutas y verduras que iban envasadas completamente en plástico y que, ahora, se apuesta por sustituir, una parte, por cartón. Muchos otros productos de las marcas proveedoras de Mercadona (Hacendado, Bosque Verde o Deliplus) directamente han prescindido del plástico en el envasado de sus productos.

4. Favorecer que los envases sean reciclables

Este es un mensaje directo a sus proveedores . Todos ellos han respondido confeccionando envases reciclables. Esto se puede apreciar tanto en los recipientes cosméticos e higiénicos, como en las pizzas, bandejas de comida preparada y otros consumibles.

Más allá de los envases, hay otros productos hechos con plástico reciclado. Por ejemplo, los utensilios de limpieza, como cubos, fregonas y escobas, que están confeccionados a partir de plásticos de invernaderos. Las cajas verdes que almacenan las frutas y verduras, también son un buen ejemplo.

5. Reciclar en la tienda y a domicilio

Las dos últimas acciones implican y apelan a la participación de los trabajadores, proveedores y, también, clientes. Y es que Mercadona lo tiene claro: sin la involucración de estos agentes, los tres objetivos para 2025 no se harán realidad. Para que así sea, la compañía valenciana ha instalado seis basuras diferentes (cartón, plástico, orgánico, pilas, cápsulas de café y desechos en general) en la entrada/salida del establecimiento para que los clientes puedan depositar todos aquellos residuos que no vaya a utilizar una vez salga del supermercado.

La presencia de estas basuras representa una de las novedades más visuales en estas Tiendas 6.25. Especialmente, las destinadas al reciclaje de las cápsulas de café. Estas son las únicas que Mercadona pone a disposición de toda la población, ya que las otras están restringidas al uso en tienda por parte del cliente. «Las cápsulas de café, al ser un producto esencialmente hecho de aluminio, jamás se deben tirar al contenedor amarillo», advierte Beatriz Feced, quien anima a los usuarios a colaborar con el reciclaje.

Con todo ello, la empresa valenciana se compromete a reciclar el 100% de los residuos plásticos de los establecimientos físicos y, también, del servicio a domicilio y online. Esto último representa otra de las novedades que conlleva esta quinta acción: «cuando los repartidores nos llevan la compra casa, los productos vienen en unas bolsas gigantes de plástico. A partir de ahora, el cliente puede solicitar que en la próxima entrega, los repartidores se las vuelvan a llevar para que sean reutilizadas», explica Beatriz Feced, que aclara que este servicio no contemplará la recogida de los residuos generados en el domicilio.

6. Formar e informar sobre cómo reciclar

Y para conseguir los objetivos marcados para 2025, el cliente debe informarse y gozar de una experiencia atractiva a la hora de comprar. Dos requisitos que se cumplen gracias a la cartelería donde rezan mensajes como: «en esta sección ahorramos 230 millones de camiones de plástico al año», en la sección de frutas; «estoy hecho con material reciclable» en las pizzas; o «mi vida continúa en el amarillo», en las estanterías de los refrescos. Para complementar toda la información que se lee en las Tiendas 6.25, los artículos de las marcas propias indican con pictogramas de colores el contenedor donde hay que depositar cada producto.

Mercadona no entiende la apuesta por cuidar el planeta sin la ayuda de los clientes y así lo demuestra con la Estrategia 6.25. Al año, Mercadona recicla aproximadamente 220.000 toneladas de cartón y plástico (el 100% de los embalajes usados), que tienen una segunda vida en la tienda en forma de bolsas de caja o nuevos envases de cartón.

Temas

Comentarios

Lea También