Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona ENTREVISTA

Mägo de Oz: "La gasolina del artista es la pasión, no es la fama ni el dinero"

El concierto La icónica banda de heavy-metal tocará este sábado en la Anella Mediterrània. El grupo asegura que está en una segunda juventud

JÚLIA VIDAL

Whatsapp
La banda realiza su gira en un autobús de dos pisos. Arriba hay 20 camas y un salón. Abajo está la cocina. FOTO: DT

La banda realiza su gira en un autobús de dos pisos. Arriba hay 20 camas y un salón. Abajo está la cocina. FOTO: DT

Con el lanzamiento de su último trabajo Ira Dei, Mägo de Oz está realizando una gira con una larga lista de conciertos a nivel nacional y internacional, uno de los cuales será en Tarragona este fin de semana. El batería y líder Txus di Fellatio explica la valoración de esta última ruta, además de su experiencia como una de las bandas más exitosas de rock y metal del país.

Estáis presentando vuestro último disco ‘Ira Dei’. ¿Cómo valora su recibimiento?

Estamos muy contentos con el resultado. Sacamos el disco hace 4-5 meses, después de cinco años en que no habíamos sacado material nuevo… y no paramos: hemos hecho muchos conciertos aquí, en octubre nos vamos a los Estados Unido, luego vamos a hacer otros 30 por todo Latino América... Es brutal.

¿Cuál es el mensaje de ‘Ira Dei’?

El disco habla del apocalipsis, de un supuesto juicio final muy novelado. Hay una pequeña historia en la cual una virgen palestina se queda embarazada por medio de una inoculación del ADN de Jesucristo para empezar un vínculo secreto. La virgen tiene gemelos, que son separados al nacer. Uno es el Anticristo y el otro es Cristo, es la lucha eterna entre el bien y el mal.

¿En qué os inspiráis para crear estas historias?

En la vida. Sólo hace falta ver cómo está el mundo: la situación del Mediterráneo, todo lleno de plástico, el Amazonas ha estado ardiendo… Si hubiera un juicio final, yo creo que ahora se están dando las condiciones idóneas. Todo nos hace pensar. Como decía Picasso, «La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando». No puedes estar mirando a las estrellas y que de repente te venga una buena idea… bueno, a veces sí que pasa, ¡cuidado! Pero normalmente tienes que emborronar muchos folios para que te salga algo chulo.

¿Cómo es un día de gira con Mägo de Oz?

Vamos por ahí con nuestro propio hotel ambulante. Es un autobús de dos pisos: la parte de arriba tiene 20 camas y un saloncito, y en la parte de abajo hay una cocinita, y asientos normales con mesas. De aquí salimos a la ciudad en cuestión y nos vamos a descansar al hotel mientras los técnicos hacen el montaje. A la hora de cenar picamos algo no muy abundante para no salir al escenario con la barriga llena y hacemos el show. Directamente desde el camerino, volvemos a ese autobús con camas y nos vamos a la siguiente ciudad. Es un como un gran circo ambulante.

¿En qué momento creéis que os encontráis, como grupo?

Pus después de 31 años de carrera que llevamos, estamos en una especie de segunda juventud. No damos abasto para hacer conciertos, el disco se está vendiendo muy bien, y somos una banda de rock con todo lo que conlleva: un grupo de rock con melenas no está siempre muy bien visto en España. Aun así llevamos 31 años, tenemos 8-9 singles que conoce todo el mundo, que por supuesto tocaremos en Tarragona: Fiesta Pagana, Molinos de Viento…

‘Fiesta Pagana’ es todo un himno. ¿Qué os hace sentir eso?

Cuando compuse Fiesta Pagana jamás pensé que estaba haciendo un himno que perduraría. Hace ya casi 20 años que compuse esa canción, y suena en todas las fiestas, discotecas, las orquestras la tocan… Muchas veces me preguntan si me aburre tocarla siempre… ¡No! No te puede aburrir una canción que te lo ha dado todo. Me da pena que mucha gente se quede con que Mägo de Oz es Fiesta Pagana, porque tenemos muchas más canciones. Pero cuando un grupo tiene una canción con gran éxito, eclipsa un poco las otras, y aunque es injusto estoy muy agradecido a esa canción.

Es el único miembro original. ¿Qué es lo que le hace seguir?

Estoy rodeado de muy buenos amigos. Moha, el violinista, entró tres años después de que yo creara el grupo y es conmigo el más viejo. Amo la música, es mi trabajo. No sé hacer otra cosa y lo importante que aún tengo pasión, ganas de hacer canciones, de preparar las siguientes giras, hablar contigo, hacer entrevistas… La gasolina del artista es la pasión, no es la fama ni el dinero. Que tengas ganas de levantarte y seguir. El día que me apetezca quedarme en casa y no hacer nada, cerraré una etapa.

Con toda esta experiencia, ¿qué consejo le daría a un principiante?

Que disfrute de la música. La música es el lenguaje del alma. A veces un te quiero se queda corto, lo conviertes en música y llega adentro de tu ser. Que aprenda, que haga muchísimos conciertos, que no se fije en la fama sino que se lo pase bien. Lo importante es creer en lo que tú estás haciendo, coger una furgoneta, perder dinero, pasártelo bien y ganar en experiencia. Seguro que la vida en seguida te va a premiar y vas a conseguir ser músico profesional.

¿Cuál crees que es vuestra función como músicos?

Esta pregunta me la hacen mucho. Por desgracia, yo no puedo arreglar el mundo ni somos una banda demasiado política. Sí que tenemos canciones en las que denunciamos cosas malas que hay en la sociedad pero mi trabajo es tan simple como divertir a la gente durante las dos horas que dura el concierto. Si durante ese tiempo consigo que alguien olvide sus problemas y se vaya a casa con esa sonrisa cosida en la boca, he hecho bien mi trabajo, es lo único que puedo hacer.

Temas

Comentarios

Lea También