Minería, la nueva estafa por la que han detenido a una pareja en Tarragona

Ambos han sido acusados de delitos de intrusión en sistemas informáticos, estafa y daños

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del material decomisado por los Mossos a la pareja detenida. Cedida

Imagen del material decomisado por los Mossos a la pareja detenida. Cedida

Agentes de los Mossos d'Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Tarragona detuvieron el pasado jueves, un hombre y una mujer, ambos de 33 años, de nacionalidad española y vecinos de Tarragona, como presuntos autores de los delitos de intrusión en sistemas informáticos, estafa y daños.

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de octubre cuando unos desconocidos accedieron a un establecimiento comercial ubicado a las Gavarres y manipularon dieciséis ordenadores de grande potencia que tenían a la venta.

En concreto, instalaron  un software para efectuar remotamente numerosas transacciones y así obtener beneficios económicos con criptomonedes. Esta práctica se conoce como minería y consiste en el acto de crear las monedas a cambio de ganarlas, es decir, que como recompensa los llamados mineros las pueden obtener virtualmente sin necesidad de comprarlas.

Los responsables del establecimiento afectado se dieron cuenta que los aparatos, a pesar de ser nuevos y de los avances característicos para los forofos a los juegos, no funcionaban a pleno rendimiento y, además, los potentes ventiladores hacían mucho ruido. Los técnicos comprobaron que habían sido manipulados a pesar de estar bloqueados para evitar el uso sin supervisión de un trabajador del establecimiento.

Seguidamente se dieron cuenta que los ordenadores estaban constantemente trabajando por alguien que los controlaba a distancia, un hecho que ocasionó su deterioro, en especial las tarjetas gráficas y otros componentes. Se calcula que los daños ocasionados superan los 20.500 euros.

Los mossos comprobaron que los responsables de estos hechos habían tomado medidas para ocultar su identidad digital y evitar que se les pudiera localizar fácilmente. Para conseguirlo, utilizaron servidores para enmascarar el protocolo de internet que utilizaban y así simular que esta manipulación se estaba haciendo desde los Estados Unidos.

Se da la circunstancia que antes de descubrirse los hechos, una pareja pidió a uno de los trabajadores la puesta en funcionamiento de un ordenador portátil que les acababa de llegar a la tienda. Este hecho llamó la atención a los investigadores los cuales después de observar las imágenes de las cámaras de seguridad, observaron como el hombre instalaba un lápiz de memoria y manipulaba el ordenador mientras la mujer entretenía a este trabajador haciéndole mostrar otros productos. 

Una vez identificados, los agentes los detuvieron el pasado jueves, alrededor de las dos del mediodía, en su domicilio ubicado en un bloque de viviendas del barrio de Sant Pere y Sant Pau de Tarragona. Varias horas después se efectuó una entrada y registro durante la cual se obtuvieron varios elementos que relacionan a la pareja con estos hechos.

El mismo jueves por la tarde, la mujer quedó en libertad con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida, mientras que el hombre pasó a disposición del juzgado en funciones de guardia de Tarragona quien decretó su libertad con cargos.

Temas

Comentarios

Lea También