Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mitin en el Metropol: a ERC le pone ganar a Cs en España

Esquerra, con el President del Parlament, Roger Torrent, se vino arriba en Tarragona con una aspiración morbosa e imposible hace poco: tener más peso que Ciudadanos en el Congreso tras el 10-N 

Raúl Cosano

Whatsapp
El President del Parlament, Roger Torrent, este martes en el Teatre Metropol. Al lado, la silla vacía.  Foto: Pere Ferré

El President del Parlament, Roger Torrent, este martes en el Teatre Metropol. Al lado, la silla vacía. Foto: Pere Ferré

Una silla vacía, junto al atril sobre las tablas del Metropol, servía de metáfora, recuperando las palabras de Oriol Junqueras en el juicio ante el Supremo. Aludió a ella Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, que reivindicó el voto a ERC como el «más útil contra el fascismo», y mentó el asiento sin nadie por la «falta de interlocutor al otro lado». Una ERC crecida desplegó este martes su dialéctica en un Metropol repleto con algunos pesos pesados y todo su bagaje emocional en liza: a los 99 años de prisión por la sentencia se añade la reivindicación constante de la puesta en libertad de los encarcelados en torno a los altercados en Tarragona. 

Por eso Mas d’Enric estuvo siempre presente en este acto de campaña, con aplausos para Laura Solé que pidió Jordi Salvador, cabeza de lista de Tarragona para el Congreso, o en la palabra de Carme Forcadell a través de la voz de la diputada Raquel Sans, en una carta: «El camino para la libertad es largo y difícil»; la represión como acicate para «llenar las urnas de votos de Esquerra», como se dijo recurrentemente. «La prisión es la semilla de la libertad del país. Cada vez que hay elecciones tenemos que ganar», dijo al inicio Pau Ricomà, alcalde de Tarragona, argumentando esa obligación del partido para estar presente en las instituciones. De ahí que Laura Castel, candidata al Senado, sacara pecho del trabajo realizado: desde el desmantelamiento del Castor hasta las redes cerradas para la industria. «También os necesitamos para ganar el estado del bienestar. Hemos sido fieles a la defensa de las pensiones», dijo Salvador, que se dirigió a los no convencidos. Jordi Gasset, bombero investigado por los hechos de octubre de 2017, y Dani Recasens, miembro de los Advocats Voluntaris de l’1 d’octubre, fueron el cable a tierra con el pueblo. Gasset aludió a la «ola represiva» para mantenernos «acobardados y sometidos».

Pero quizás el plato fuerte fue la presencia del President del Parlament, Roger Torrent, dedicado a revalorizar la República. «Quizás no tenga la misma bandera que mi vecino, hijo de inmigrantes andaluces en los años 70, o llegado desde Marruecos o Argentina. Pero hay algo que nos une. Todos queremos el mejor futuro para nuestros hijos y cada vez hay más gente que sabe que eso sólo lo conseguiremos con la independencia», dijo Torrent, feroz con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que «se ha diferenciado del PP pero para ir a peor» y que «en el debate se convirtió en el portavoz de la derecha». Ahí aparecieron eslóganes efectistas: «Nos encierran en la prisión porque saben que ganaremos», «se pensaban que con una condena de un siglo claudicaríamos» o «hay que seguir movilizándose en las calles y siendo dignos en las instituciones». 

Pero entre Torrent y Aragonès, mientras se venían arriba, se dio rienda suelta a ese morbazo republicano sobrevenido por las encuestas e impensable hace muy poco. «Tenéis ganas de ganar a Ciutadans, ¿no?», preguntó retóricamente Torrent a los presentes. Se gustaron los republicanos en la opción insólita: lograr ERC más presencia en el Congreso de los Diputados presentándose sólo en Catalunya que el partido de Albert Rivera, en su anunciado batacazo, haciéndolo en toda España. Y, otra vez, ese chute de republicanismo y urnas –otra metáfora de la libertad contrapruesta por ERC siempre a la represión– y un nuevo ejercicio de fantasía de Pere Aragonès en torno a la reciente visita de Felipe VI: «Si se presentara por Catalunya obtendría cero votos a favor de la monarquía». 

Temas

Comentarios

Lea También