Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mossos encontraron más restos humanos tras el hallazgo de la pierna en Cala Romana

Durante el peinado de la zona, los agentes encontraron más restos humanos y, según los primeros indicios, todo apuntaría a que la víctima fue arrollada por un tren

Àngel Juanpere

Whatsapp
El coche de La Canonja después de ser sacado por los bomberos del centro de la vía.  FOTO: àngel juanpere

El coche de La Canonja después de ser sacado por los bomberos del centro de la vía. FOTO: àngel juanpere

La circulación de trenes se vio interrumpida ayer en Tarragona y La Canonja por la aparición de obstáculos en la vía. La situación que causó más problemas se dio en la línea entre Tarragona y Torredembarra debido a que, a la altura de Cala Romana, se encontró una pierna. Los Mossos d’Esquadra estuvieron rastreando la zona en busca de más restos humanos. Los hechos provocaron retrasos de hasta hora y media y se vieron afectados una veintena de trenes. Y casi a la misma hora un turismo volcó en un paso a nivel en La Canonja, sin que hubiera heridos. El turismo era robado.

El primer incidente, y el más grave por su trascendencia en el tráfico ferroviario, se produjo a las cuatro y cuarto, cuando una persona encontró una pierna al lado de la vía férrea a la altura de la urbanización Cala Romana. Tras el hallazgo, los Mossos d’Esquadra instaron a Renfe a que se cortara totalmente la circulación por ambas vías. El objetivo era buscar otros restos humanos. 

La Policía Autonómica estuvo rastreando la zona, comenzando por la vía por donde circulan los trenes sentido Tarragona –la más alejada al mar–. Poco antes de las seis y media, los agentes autorizaban que los trenes pudieran circular por dicha vía, mientras que seguía la restricción en la otra. Incluso se gestionó un servicio alternativo por carretera entre Tarragona y Sant Vicenç de Calders.

Finalmente, sobre las ocho y media finalizó la búsqueda y se autorizó que pudieran circular los trenes, aunque se mantenía la hora y media de retraso.

Durante el peinado de la zona, los agentes encontraron más restos humanos y, según los primeros indicios, todo apuntaría a que la víctima fue arrollada por un tren. Al parecer se encontró un coche que podría pertenecer a la víctima, unas gestiones que se estaban realizando a primeras horas de la noche.
El primer tren que se vio afectado era un Regional Exprés con salida de Barcelona Estació de França a las 15.43 horas –y con destino a Riba-roja d’Ebre–, que quedó parado en la estación de Torredembarra minutos antes de las cinco de la tarde.

Las líneas que se vieron afectadas por el incidente fueron cuatro: la R-14 (de Estació de França a Lleida por Reus), la R-15 (de Estació de França a Riba-roja d’Ebre por Reus) y la R-16 (de Estació de França a Tortosa y Ulldecona), además de la RT-2 (de L’Arboç a l’Hospitalet de l’Infant).

Y en La Canonja
La circulación de trenes de la línea entre Tarragona y Reus también estuvo interrumpida por obstáculos en la vía, en este caso por un vehículo volcado en medio, en La Canonja. Se da la circunstancia de que dicho coche había sido sustraído durante la noche-madrugada del domingo al lunes en Torreforta. 

Los hechos ocurrieron poco antes de las cuatro y media de la tarde en el paso a nivel del Camí del Rourell, que atraviesa la vía férrea para unir las dos partes del complejo de la fábrica Basf. Un turismo Citroën Xsara procedente de La Canonja al llegar a la vía férrea se llevó por delante el pilón derecho que aguanta la barrera del paso a nivel y seguidamente quedó volcado en medio de los raíles.

Los vigilantes municipales de La Canonja se trasladaron al lugar para comprobar los hechos. No hallaron nadie en el interior. Alertaron posteriormente a los Mossos d’Esquadra, a la vez que se avisaba a Adif para que no circularan trenes. 

Al lugar acudieron también dos dotaciones de bomberos que, a las cinco menos cuarto, retiraron el vehículo de la vía férrea y lo dejaron a unos metros para así poder restablecer la circulación. 

También se desplazó al lugar una patrulla de Trànsit de los Mossos y otra de Seguretat Ciutadana. El vehículo fue retirado por la grúa y llevado a la comisaría de la Policía Autonómica en Campclar para que la Policía Científica lo inspeccione en busca de huellas o restos biológicos. La Policía Autonómica hizo un informe por los daños causados tanto a las instalaciones de ADIF como a la valla de seguridad de Basf.
Fuentes de Renfe apuntaron al Diari que el incidente sólo provocó retrasos en un tren de la RT-1. Tenía que salir de Reus –con destino Tarragona– a las 16.35 horas, y lo hizo con 20 minutos de retraso.

Por su parte, fuentes de los Mossos d’Esquadra confirmaron al Diari que el vehículo había sido sustraído durante la noche anterior. Algunas fuentes han precisado que su propietario lo había estacionado en la tarde del domingo en la calle Priorat, en Torreforta. Cuando a primeras horas de ayer fue a recogerlo vio que se lo habían sustraído y presentó denuncia en la comisaría de la Guàrdia Urbana.

Temas

Comentarios

Lea También