Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mossos y Urbana se desentienden de los accesos a Ferran

Los vecinos serán los encargados de asumir hoy la regulación del tráfico en la carretera de entrada durante la celebración de la sardinada popular después de que ambas policías se hayan pasado la responsabilidad

Agnès Llorens

Whatsapp
Imagen de la entrada a Ferran surcada por la polémica T-202, una vía que es de titularidad municipal. FOTO: Pere Ferré

Imagen de la entrada a Ferran surcada por la polémica T-202, una vía que es de titularidad municipal. FOTO: Pere Ferré

Los vecinos de Ferran serán los que tengan que regular, ellos mismos y sin la ayuda de ningún cuerpo policial, el tráfico durante la sardinada popular que acoge este barrio de Tarragona esta noche. La Guàrdia Urbana y los Mossos d’Esquadra se han pasado la peloto sobre quién tiene la competejncia y ha dejado a los vecinos como únicos responsables de velar por la seguridad de los asistentes en la cita más multitudinaria de las fiestas locales, prevista en la entrada a este núcleo de población.

Esta situación indigna a los vecinos. «No entendemos porque, si hemos consultado tanto al Ayuntamiento como a Mossos, nadie tiene la responsabilidad de velar por este tramo de carretera», explica la máxima responsable de la entidad vecinal de Ferran y de la Federació d’Associacions de Veïns de Llevant, Gemma Fusté, quien detalla que los trámites para resolver qué organismo debía ocuparse de la gestión del tráfico durante el evento «han finalizado sin que hayamos podido encontrar ninguna respuesta».

Desde la asociación vecinal explican que el punto que concentra la problemática es la carretera T-202 a su llegada a Ferran, una zona en la que se encuentra, a un lado de la calzada de la carretera, la zona en la que se ha dispuesto el aparcamiento para los comensales de la sardinada y, en el otro, lado de la zona de paso de vehículos, el área donde se celebra la comida popular. Año tras año, el número de asistentes a la sardinada crece, hasta llegar al millar de las últimas ediciones, por lo que los vecinos creen que «es indispensable» que se regule el tráfico para evitar accidentes.

La competencia

«Nos pusimos en contacto con el Servei Català del Trànsit (SCT) para ver si sería posible que hubiera agentes para cortar la carretera o, en su defecto, para regular el paso de tráfico durante la cena popular, pero recibimos una negativa», explica Fusté, que añade que desde el SCT alegaron que la carretera sobre la que se pidió que intervinieran, la T-202, es de responsabilidad municipal y que, por tanto, no es posible realizar la intervención que solicitan los vecinos, ya que la zona de la consulta pertenece al Ayuntamiento de Tarragona.

«Vista esta respuesta, nos pusimos en contacto con los agentes de la Guardia Urbana, que nos han ayudado en la señalética y la organización en varias ediciones del evento, pero se negaron a prestar el servicio de regulación del tráfico. Nos dijeron que era responsabilidad de Mossos d’Esquadra», explica la responsable de la entidad vecinal de Ferran, por lo que, apunta, «nos hemos quedado sin servicio de control del tráfico».

Desde el Ayuntamiento de Tarragona corroboran la versión de los vecinos. Explican que dos patrullas de la Guardia Urbana estarán presentes durante el acto para ayudar a los vecinos, como se ha hecho en ediciones anteriores, pero que la regulación y control de la carretera −de titularidad municipal− es del Servei Català del Trànsit, en virtud de una acuerdo que se firmó el 15 de enero de 2016. «El protocolo establece que la T-202 a su paso por Ferran es competencia exclusiva de Mossos d’Esquadra, lo que supone la regulación del tráfico», ratifican desde el consistorio.

La representante vecinal se muestra «indignada» por una situación que no entiende. «Ya tenemos asumido que tendremos que ser nosotros los vigilemos el tráfico, aunque no tengamos experiencia», admite Fusté, al mismo tiempo que explica que los vecinos se han planteado «cortar nosotros mismos la carretera, para descubrir qué organismo es el responsable de actuar».

Temas

Comentarios

Lea También