Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Movilizaciones para reclamar otra sala de hemodinámica en TGN

Los sindicatos piden doblar el personal

Norián Muñoz

Whatsapp
A la rueda de prensa de ayer también acudieron pacientes y la viuda de Enrique Gheron. Foto: n.muñoz

A la rueda de prensa de ayer también acudieron pacientes y la viuda de Enrique Gheron. Foto: n.muñoz

Ayer, cuando se cumplía el primer año de la ampliación a 24 horas de la Unidad de Hemodinámica del Hospital Joan XXIII, el sindicato CGT y el Grup de Defensa de la Salut Pública denunciaron que la unidad actual ya está ‘colapsada’. Por ello insisten en la necesidad de abrir una nueva sala con la correspondiente dotación de personal, unos 15 profesionales. Para ello están dispuestos a iniciar movilizaciones como las que efectuaron desde 2012 y que, aseguran, fueron decisivas para la apertura permanente de la unidad. El exceso de trabajo, apuntan, hace que todos los cateterismos ordinarios del Baix Penedès deban ser atendidos en Barcelona y no en Tarragona. Fuentes del hospital, no obstante, explican que si bien es cierto que estos pacientes se llevan a Barcelona, la situación no es nueva, sino que se decidió así desde la inauguración de la unidad.

Por otra parte, insisten en la necesidad de abrir una sala nueva en el hospital Verge de la Cinta de Tortosa porque la distancia así lo justifica. «Ahora en el Ebre están como estábamos nosotros respecto a Barcelona», explicaba Agustí Aragonés, de CGT.

Protagonistas un año después

En la rueda de prensa de ayer estuvieron presentes pacientes que, como Felipe Rivas, uno de los primeros en denunciar la situación que vivió porque la unidad de Tarragona estaba cerrada. Se sentían contentos «porque se ha salvado más de una vida»; o como Rosa Mari Gabriel, que pasó por la misma situación y asegura que ahora duerme más tranquila. También estaba Isabel Suárez, activista de las movilizaciones y una de las primeras en beneficiarse de la apertura 24 horas, quien recordaba que al mes del alta ya había vuelto a la lucha. Maria Victoria Viu, viuda de Enrique Gheron, farmacéutico que falleció en el traslado a Barcelona y cuyo caso suscitó la indignación popular, apuntaba, no obstante, que su lucha no ha terminado porque ha iniciado un proceso judicial para que se esclarezca quiénes fueron los responsables de la muerte de su marido.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También