Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mucha trufa, 17 perros y un chef Michelin en Vilanova de Prades

Vilanova de Prades promueve la trufa con una jornada gastronómica con chefs con estrella Michelin. La IV Fira de la Tòfona  amplía en un día más el certamen que tiene como uno de los reclamos el concurso de perros truferos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Trufas en una mano y el chef del restaurante Deliranto, Nilo Bono, en la IV Feria de la Trufa de Vilanova de Prades. ACN

Trufas en una mano y el chef del restaurante Deliranto, Nilo Bono, en la IV Feria de la Trufa de Vilanova de Prades. ACN

Vilanova de Prades (Baix Camp) celebra este fin de semana la cuarta edición de la Fira de la Tòfona con un programa repleto de actividades dedicadas a este producto y que se ha ampliado hasta el domingo. El chef Nil Bono del restaurante Deliranto, que recientemente ha sido galardonado con una estrella Michelin, y Rafael Muria del restaurante Quatre Molins, han protagonizado la primera jornada dedicada a la gastronomía. Los cocineros han participado de un 'showcooking' donde han realzado las cualidades de este hongo. La segunda jornada estará dedicada a un público profesional y el gran reclamo será el concurso de perros truferos. Se trata de uno de los eventos con más expectación y que atrae más visitantes. En esta edición participan diecisiete perros procedentes de todo el país.

Además, también se ha incluido la presentación del libro 'L'aiguat de Sant Marc, ell no ho volia fer', que se enmarca en los actos solidarios impulsados por el colectivo Riuada Solidària.

La feria ha abierto puertas este sábado por la mañana con dieciséis stands donde la trufa se ha convertido en el producto estrella. Los visitantes también han podido degustar tapas elaboradas con este producto o hacer maridajes con los vinos de la DO Conca. "Tenemos buenos vinos, productos de calidad y la trufa es un gran atractivo para la gente que le gusta el vino, la trufa o la zafra. Tenemos mucho potencial y la idea es casarlo todo", ha afirmado el gerente de la Tòfona de la Conca, Dídac Espasa. El organizador explicó que han hecho una apuesta más fuerte con dos días de certamen, ya que el año pasado los actos se solaparon.

Espada ha subrayado que con la feria quieren divulgar la cultura de la trufa y normalizar su consumo. Según él, en una buena temporada se pueden recolectar entre tres y cuatro toneladas de trufa silvestre en Catalunya y, en el caso de la comarca de la Conca de Barberà, la cifra se sitúa entre los 200 y 300 kilos, porque sus plantaciones son "muy jóvenes". El gerente también ha destacado que el cambio climático y el abandono de los bosques ha afectado a la producción de este hongo. "Períodos muy largo de veranos y el calor nos afecta mucho a la producción. Ahora necesitamos riegos, ya que no llueve como antes", añadió Espasa.

La trufa entre la cocina de chefs con estrella Michelin

El plato fuerte de la primera jornada, dedicada a la gastronomía, han sido los 'showcookings' de los cocineros Rafael Muria, restaurador del Quatre Molins y Nil Bono del restaurante Deliranto, quien fue distinguido con una estrella Michelin el pasado noviembre. Primero ha sido el turno del joven Muria y después de Bono, que ha elaborado un menú completo con trufa adaptando el cuento del Principito para la ocasión, ya que la cocina de este restaurante se basa en adaptaciones de cuentos y este ha sido el último.

Durante el 'showcooking', Bono ha cocinado desde una arenque con trufa, una pasta rellena a un filete de pato con papillote de hojaldre con trufa o bien un canelón tradicional de la abuela, entre otros platos. Asimismo, el cocinero ha lamentado que se valore más la trufa italiana que la catalana y ha asegurado que la calidad de la autóctona no tiene nada que envidiar a la extranjera. "La trufa aquí aromáticamente es mucho más dulce y agradable que la de fuera. La nuestra es más floral, con miel, y con frutas de los bosques. En cambio, la de fuera tiene un recuerdo más a uva, con puntos más ácidos y descontrolados ", precisó.

Temas

Comentarios

Lea También