Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mueren diez perros en 15 días en el Serrallo

Los propietarios sospechan que se puede tratar de un envenenamiento, aunque desde GAIA no han encontrado indicios
Whatsapp
Goku, el American Standford de color marrón, hecha de menos a Chanel, la pequeña que murió la semana pasada.

Goku, el American Standford de color marrón, hecha de menos a Chanel, la pequeña que murió la semana pasada.

Algo está pasando en el barrio del Serrallo. Algunos vecinos denuncian que han muerto diez perros en quince días. Los propietarios de los animales están pensando en interponer una denuncia colectiva a los Mossos d'Esquadra, ya que no encuentran respuestas a esta oleada de desgracias. Todo empezó la semana pasada con la muerte del perro de Antonio Campiña. "Todo iba bien y de repente, el perro empezó a vomitar y, al día siguiente, sacaba mucha sangre con los heces. Me asusté y acerté. Se acabó muriendo", explica Campiña, quien asegura que "en el veterinario me aseguraron que lo habían envenenado".

A partir de entonces, han sido otros perros los que han acabado  muriendo en las misma circunstancias. Es por eso que los vecinos sospechan que se podría tratar de un envenenamiento colectivo y lo han denunciado a través de las redes sociales. Nerina Ayala, una vecina del barrio, explica que la semana pasada se murieron dos de sus tres perros. "Eran cachorros, pero estaban vacunados. En cuestión de dos días, murieron los dos". Nerina tiene otro perro, que asegura que "ya no lo saco por estas calles, me da mucho miedo. Prefiero prevenir que curar".

Algunos vecinos apuntan que se podría tratar de alguna sustancia que el Ayuntamiento utiliza para limpiar las calles y que es mortal para los perros. Otros piensan que algún vecino, expresamente, está vertiendo algún producto letal en las esquinas para acabar con los animales.

Los propietarios de algunos de estos perros muertos, -la mayoría eran American Standford- están viviendo de okupas en un bloque del Serrallo. "Es por esto que, en un primer momento, nos pensábamos que alguien del mismo edificio ponía el veneno", explica Campiña, quien añade que "ahora, pero, el problema se ha extendido a otros puntos del barrio". 

No hay indicios

La asociación GAIA Tarragona, que se dedica a la defensa y protección de animales en la ciudad, está investigando los hechos, después de haberle llegado el aviso. Por el momento, aseguran que no se ha encontrado rastro de veneno y que los síntomas de los perros también se podrían achacarse a algunas enfermedades muy típicas en los perros. Por otro lado, desde la entidad explican que el año pasado, a escasos metros del Serrallo, en el barrio de Torres Jordi, hubo un episodio de envenenamientos que acabó con la vida de algunos perros. 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También