Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Multa de siete millones por un desembarco de 3.120 kilos de hachís

Se le cambia la pena de cárcel por su expulsión de España, a donde no podrá volver antes de cinco años
Whatsapp
Imagen de los diferentes fardos de hachís incautados durante la operación policial. Foto: DT

Imagen de los diferentes fardos de hachís incautados durante la operación policial. Foto: DT

Pago de una multa de siete millones de euros y tres años de prisión. Es la pena con la que se conformó un ciudadano magrebí que participó en un desembarco de más de tres toneladas de hachís en una playa del término municipal de Tarragona. Así se recoge en la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona después del acuerdo alcanzado por el fiscal y el abogado defensor. Mohamed Ben M. está procesado por un delito contra la salud pública. Sin embargo, se le cambia la pena de cárcel por su expulsión de España, país al que no podrá volver antes de cinco años.

El procesado, de nacionalidad argelina, en situación irregular en el país, concertó con otras personas –que no han podido ser identificadas– en enero de 2007 introducir en algún punto de la costa mediterránea española un cargamento de hachís entre los días 18 y 21 de enero del mismo año. Controló los puntos en los que podría realizarse dicho desembarco y colaboró con el desembarco. Finalmente, tuvo lugar sobre las tres de la madrugada del 21 de enero en la playa Waikiki, en el término de Tarragona.

El acusado, en unión de las otras personas no identificadas, se dirigió a dicha playa con el fin de recoger 99 fardos de una sustancia vegetal prensada que allí fue desembarcada. Tras ser analizada resultó ser hachís, con un peso de 3.120 kilos, de una pureza del 8,6 por ciento y un valor en el mercado de 4.461.900 euros. La sustancia fue intervenida por los agentes, quienes advirtieron tales hechos antes de que el acusado pudiera cogerla, dándose éste a la fuga al advertir la presencia policial en la zona.

En su día se informó oficialmente que una operación conjunta de la Guardia Civil, los Mossos d’Esquadra y la Agencia Tributaria permitió decomisar 3.000 kilos de hachís en un desembarco a la playa de Tarragona Waikiki. Además de la droga, los agentes pudieron recuperar una furgoneta Ford Tránsit que había sido robada, con la cual se tenía que transportar la droga confiscada. A pesar de que en la actuación no hubo detenidos, continuaban las investigaciones para poder identificar los autores del desembarco.

La confiscación

La madrugada del domingo, 21 unidades especializadas en la lucha contra el narcotráfico de los Mossos, la Guardia Civil, y del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria llevaron a cabo la operación, que acabó con la confiscación de la droga en la playa de Waikiki –situada cerca de zona urbanizada de La Móra–, «gracias a la coordinación» que mantienen las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad en la lucha contra el narcotráfico, según se vendió. Sin embargo, al parecer los tres cuerpos policiales estaban investigando por separado dicho desembarco y se encontraron en el lugar.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También