Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Músicos forjados en el barrio de Torreforta

El grupo de rock Abre ke Paso, con raíces en Torreforta, presenta hoy (a las 2o horas) su primer disco, 'Abre', en el teatro del centro cívico de Bonavista

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Los miembros de Abre ke Paso, sentados en primera fila, con músicos y amigos en el bar Cabrera. Foto: Lluís Milián

Los miembros de Abre ke Paso, sentados en primera fila, con músicos y amigos en el bar Cabrera. Foto: Lluís Milián

En la década de los ochenta el barrio de Torreforta crecía a ritmo de Leño, Asfalto, Topo, Triana o Deep Purple. Era un hervidero de jóvenes inquietos, rockeros de chupa de cuero y chaqueta vaquera. Eran tiempos de cambio, de transición. Había movimiento en la calle y en los bares. En ese ambiente se forjaron el cantante y bajista Paco Benítez y el teclista Francisco Javier Morena ‘Txiki’.

Hace ocho años se juntaron para formar el grupo Abre ke Paso. Tras un vaivén de músicos, todos amigos, consolidaron la formación con los guitarristas Manuel Tomé ‘Elvis’ y Andrés Sánchez y el batería Rafael Roldán ‘Falin’. Hoy presentan su primer disco, Abre, en el teatro del centro cívico de Bonavista. Será un concierto solidario: la entrada es gratuita y se recogerán alimentos para el comedor social del barrio. Comenzará a las 20 horas y tendrá a Torrockforta como banda invitada.

«Este disco muestra cómo somos nosotros: viejos rockeros o eternos soñadores. Nos hemos dejado llevar por el sentimiento a la hora de componer las canciones. En las letras hay una parte de revolución, de inconformismo, pero no es un álbum 100% de protesta. Es positivo y a la vez tiene tristeza, con un réquiem precioso que habla de la sensación de perder a alguien y luchar por salir adelante», explica Benítez.

Es el fruto de tres meses erre que erre en su local de Bonavista. Dejándose el alma, pero también su dinero. Son autosuficientes. Sus inicios fueron precarios: «Grabábamos las canciones en una pequeña grabadora como la que usan los periodistas», recuerda Benítez. Cuando se plantearon dar el paso de crear un disco invirtieron en «un ordenador y una tarjeta de audio potentes». Con este equipo han dado forma a los doce temas de Abre. El técnico Miguel Ángel Barberà le dio el toque definitivo en su estudio de Sant Salvador. «Cogió nuestras fantasías y nuestros sueños y les dio el punto de profesionalidad que necesitaban».

Sin perder la huella del barrio. «Soy un músico callejero, autodidacta, y me baso mucho en lo que viví en Torreforta. Era una cuna de músicos que compartíamos y disfrutábamos influencias de todas partes y que, sobre todo, intentábamos hacer cosas por los demás», dice Benítez. Allí surgió Números Rojos, la banda de rock urbano más grande que ha dado Tarragona hasta la fecha. Benítez formó parte de aquel cuarteto como bajista y vocalista. Su influencia se deja notar en Abre ke Paso, que versiona Ey, baja del árbol. «Yo componía las melodías de Números Rojos y mi deje y mi forma de hacer está ahí», comenta.

El disco Abre cuenta con la bendición de Ramiro Penas, batería de los míticos Leño. «Coincidimos por casualidad en el pub Stone (en la Plaça dels Sedassos) y cuando escuchó la primera canción me dijo que le gustaba mi registro de voz. Fue alucinante. Tengo una voz rasgada y barriobajera de la que estoy orgulloso».

La banda tiene prevista una gira de conciertos solidarios en Torreforta, Sant Pere i Sant Pau, Sant Salvador, Reus o Valls y luego quiere salir fuera de Catalunya. El disco está en formato físico y también se podrá descargar gratis en su web. «La cultura se debe compartir», concluye Benítez.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También