Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nadal quiere parkings a 3 euros y licencias en 15 días

Ampliar el puente viejo del Francolí. El nuevo alcaldable del PDeCAT expone su proyecto de ciudad a 94 días para las municipales 

Octavi Saumell

Whatsapp
Dídac Nadal, durante la conferencia que pronunció este miércoles por la tarde en el vestíbulo del Teatre Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Dídac Nadal, durante la conferencia que pronunció este miércoles por la tarde en el vestíbulo del Teatre Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Dídac Nadal expuso ayer su receta para que Tarragona «acabe con su permanente declive y la parálisis crónica en la que se ha instalado» desde que gobierna el PSC y «vuelva a recuperar la ilusión y la autoestima perdida», así como «el liderazgo territorial que tiene como capital del sur de Catalunya». 

El alcaldable del PDeCAT desgranó su proyecto de ciudad en una conferencia que pronunció en el vestíbulo del Teatre Tarragona, que se alargó por espacio de 68 minutos y que contó –entre otros– con la presencia del presidente del PDeCAT, David Bonvehí; representantes de entidades deportivas–como del CN Tarraco o del CBT–; de asociaciones de vecinos; de la presidenta de Òmnium Cultural –Rosa Maria Codines–, de históricos concejales como Àngel Fernández o Agustí Mallol y del actual edil de ERC Xavier Puig, entre sus 200 asistentes. Esto sí, sigue sin resolverse el gran enigma: ¿Con qué siglas se presentará el PDeCAT el 26 de mayo?

Recuperar el concejal de barrio
Dídac, nacido en 1977 y que es el cuarto alcaldable que presenta la antiga Convergència contra Ballesteros en las cuatro últimas elecciones municipales, no tardó ni cinco minutos en disparar contra el actual equipo de gobierno, formado por el PSC y el PP. «Es necesario un cambio generacional, no solo de ideas, sino de actitud y de mentalidad», indicó el que fuera el número 15 de la candidatura de Convegència i Unió de 2015, que fue liderada por Albert Abelló, fallecido repentinamente a finales de 2017. «Yo no habría entrado nunca en política si no fuera por la tristeza y la desafortunada experiencia que vivimos. Teníamos un gran líder», indicó Nadal. 

«Tengo la sensación, como autónomo que he sido a lo largo de mi vida, que el hábito de trabajar se ha perdido hace tiempo en el gobierno municipal», rebló Nadal, quien considera «imprescindible» el hecho de «rehacer el diálogo entre el Ayuntamiento y el tejido asociativo». Para ello, la propuesta que pone sobre la mesa el líder del PDeCAT es la de recuperar la figura del concejal de barrio. El objetivo de todo ello es que «el alcalde y los concejales del gobierno pisen la ciudad, salgan de la puerta del Ayuntamiento y hablen con la gente». 

El nadalisme de «coser la ciudad»
En su puesta en escena de cara a los comicios que tendrán lugar dentro de 94 días, Dídac tiró del nadalisme que gobernó la ciudad entre 1989 y 2007 y enfatizó su voluntad por «coser la ciudad», una frase que el alcalde Nadal acuñó en 2006 para definir el objetivo del Plan General que se estaba tramitando entonces. 

Precisamente, en materia urbanística, Nadal avanzó que su prioridad será «mejorar la conexión de Ponent, Llevant, Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau con el centro de la ciudad» y descartó la propuesta que actualmente está sobre la mesa para construir un nuevo puente sobre el Riu Francolí. «Apostamos por ampliar significativamente el ya existente que da acceso a la calle Ramón y Cajal», afirmó el candidato del PDeCAT, quien considera que, de esta forma, ese tramo «se convertirá en una auténtica avenida en la que los principales protagonistas serán los peatones». Los neoconvergentes también se marcan el objetivo de que la actual T-11 «sea una auténtica avenida amable y adecuada para las personas, donde se pueda ir andando o en bicicleta de día o de noche».

Otra de las prioridades de la candidatura del PDeCAT será la de «levantar la economía local», para lo cual Nadal considera que «la respuesta administrativa debe ser igual de rápida que el ingenio de nuestros empresarios y profesionales». «El Consistorio debe ser la «puerta de entrada de personas con ideas de negocio y de impulso a la actividad económica que permita generar empleo», añadió. En este sentido, la reforma fiscal que propone es la «rebajar los impuestos municipales a emprendedores durante su primer año de negocio», y garantizar, asimismo, que «la obtención de trámites administrativos y de las licencias de apertura de negocios se concedan en un máximo de 15 días». 

Una Tarragona que mire el mar
Ya en la recta final, Nadal expuso su idea de rebajar la tarifa de los parkings, para lo que propone que estacionar el coche «cueste un máximo de tres euros al día», un precio que prevé que permita que «la gente no se marche de la ciudad o que personas de otros municipios vengan a comprar, cenar o pasear a Tarragona». 

Dídac mostró también su voluntad por invertir en el deporte local. «¿Os imagináis que en las escuelas del Pirineu no llevaran semanalmente a la canalla a la montaña? Nosotros, en cambio, vivimos de espaldas al mar. Por ello, formalizaremos convenios con entidades como el Club Nàutic o el Club de Vela para que nuestros hijos conozcan el mar», afirmó un Nadal que se encuentra a las puertas de afrontar el gran reto: dejar atrás el naufragio que el espacio convergente sufre en la ciudad desde que su padre, Joan Miquel –ayer presente– dejara la Plaça de la Font en 2007.  

Temas

Comentarios