«Ninguna empresa quería que existiera nutri-score»

La investigadora Pilar Galán cuenta algunos resultados de sus estudios en el ámbito de la alimentación y defiende la importancia de un etiquetaje nutricional visual y fácil de entender

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Imagen de la investigadora Pilar Galán durante el acto de investidura de Doctora Honoris Causa por la Universitat Rovira i Virgili. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de la investigadora Pilar Galán durante el acto de investidura de Doctora Honoris Causa por la Universitat Rovira i Virgili. FOTO: PERE FERRÉ

Pilar Galán es una de las principales investigadoras mundiales en el ámbito de la epidemiología nutricional. Ha dirigido hasta 2019 el grupo EREN de la Universidad de París, que ha creado el etiquetaje Nutri-Score que podemos encontrar en muchos productos de los supermercados y que indican, de una forma rápida y sencilla, la calidad nutricional de ese alimento. Ayer fue nombrada Doctora Honoris Causa por la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

¿Como se siente al recibir este título honorífico por parte de la URV?

Para mi es un honor recibir esta distinción. La URV es una universidad de gran prestigio que sobresale mucho en mi campo de investigación, que es la nutrición y la salud pública. Me complace especialmente que se haya decidido distinguir una mujer investigadora.

¿Qué es lo más importante que has descubierto con tu trabajo?

Si he de ilustrar mi carrera cogería tres ejemplos. Por un lado está el estudio SU.VI.MAX, con el que seguimos durante 8 años a 13.000 personas francesas que aleatorizamos en dos grupos. A uno le dimos vitaminas y minerales antioxidantes en dosis nutricionales, basándonos para éstas al equivalente de cinco frutas y hortalizas al día, y al otro grupo una dosis placebo. El estudio demostró que en el grupo de personas que había recibido la dosis de vitaminas y antioxidantes había una disminución del 31% del riesgo de contraer cáncer y del 37% de mortalidad. Este es un buen ejemplo que ha sido tomado en Francia para dar el mensaje a la población de que consuma al menos cinco frutas y verduras al día. Por otro lado, el estudio NutriNet-Santé, el primer estudio del mundo que se hizo en Internet. Fueron reclutadas 170.000 personas y ya llevamos 12 años de seguimiento. Ha mostrado la relación entre ciertos factores nutricionales y el riesgo o protección de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, obesidad, deterioro cognitivo, etc. Finalmente, cabe destacar la creación de Nutri-Score.

¿Qué es Nutri-Score y que importancia tiene?

Se trata de un etiquetaje nutricional de cinco colores, del verde al rojo, superpuestos de cinco letras, de la A a la E, cuyo objetivo es informar al consumidor sobre la calidad nutricional de los alimentos, permitiéndoles, de forma simple y visual, en el momento de compra, que se hace en pocos segundos, escoger el alimento con mejor calidad nutricional. De hecho no inventa muchas cosas, solo resume la tabla de composición nutricional obligatoria y muchas veces difícil de entender en un logotipo simple y fácil de interpretar por la población. Hay estudios que demuestran que la gente que consume alimentos con peor clasificación en Nutri-Score tienen mayor riesgo de sufrir cáncer y enfermedades cardiovasculares.

¿Nutri-Score dice si un alimento es bueno o malo?

No, lo único que dice es que si está clasificado con D o con E, lo mejor es consumirlo en menor cantidad o menos frecuentemente. Que Nutri-Score dice que los alimentos son buenos o malos es el argumento de las industrias alimentarias que quieren desprestigiarla.

¿Ha sufrido presiones?

Si, he sido testigo en Francia de la presión enorme desde la industria agroalimentaria. Antes de que Nutri-Score fuera oficializada en 2017, ninguna empresa la quería. Reuniones, llamadas a los ministerios e incluso al presidente para intentar bloquear la entrada en funcionamiento de Nutri-Score. Es gracias al trabajo científico que ahora se encuentre en supermercados de siete países europeos.

Temas

Comentarios

Lea También