Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'No descarto ningún escenario'

Entrevista a David Vidal (número 1 de la CUP en Reus)
Whatsapp
David Vidal, el pasado domingo en la sede electoral de la CUP tras conocerse los resultados. Foto: Pere Ferré

David Vidal, el pasado domingo en la sede electoral de la CUP tras conocerse los resultados. Foto: Pere Ferré

- ¿Ha digerido ya los excelentes resultados que ha logrado la CUP en Reus?

- Pues hasta esta tarde (ayer para el lector) no he podido hacer un análisis de los resultados por colegios. Estamos muy contentos de asumir la responsabilidad de ser la segunda fuerza y tener muchas ganas de ponernos a trabajar.

 

- ¿Le ha sorprendido llegar hasta los seis concejales?

- En las apuestas previas de sobremesa dije que sacaríamos cinco. Eran unos pronósticos muy valientes, pero la verdad es que nos ha sorprendido un poco obtener seis, aunque las sensaciones durante la campaña electoral eran muy buenas.

 

- ¿Dónde ha podido estar la clave del éxito de la CUP en Reus?

- En el hecho de confrontar los modelos de vieja política con nueva política. En dar importancia a la participación. En el trabajo de fiscalización, no solamente de la obra de este último gobierno, sino también del anterior, unido al tema judicial. Y, por último, en haber hecho una campaña de ‘low cost’ y no personalista, donde ha primado la imagen de colectividad por encima de personalismos. La CUP en Reus no sólo somos dos o tres personas, sino mucha gente que trabaja.

 

- ¿Cree que han arañado votos, incluso, de ciudadanos no independentistas?

- Sí. En primer lugar hemos tenido el voto de la gente concienciada, que hace tiempo que nos sigue. También hemos recogido el voto protesta y, sobre todo, el voto del sentido común. Durante los últimos cuatro años de trabajo hemos mantenido una línea coherente y constante.

 

- El domingo dijo tras los resultados que ‘era el momento de hacer política’ ¿A qué se refería?

- Desde hace casi 30 años, los gobiernos siempre han estado formados por mayorías que, cuando confundían la autoridad con el autoritarismo, provocan un déficit democrático que se ha plasmado, por ejemplo, con la opacidad en la gestión del dinero público. Ahora se pueden dar las bases para que en Reus se empiece a hacer política, entendiéndola como hablar, negociar y entenderse con todo el mundo. Tal y como ha quedado el consistorio, es lo que tocará ahora.

 

- ¿Queda descartado un pacto de gobierno del que la CUP forme parte?

- No. En este momento no descartamos ningún escenario. Somos la segunda fuerza más votada y sólo nos distancia un concejal con Convergència. Ahora, en nuestra línea de coherencia y responsabilidad, lo que haremos es coger nuestro programa de acción política e intentar, no sólo obtener cuotas de poder, sino presentarlo y que se apruebe. Plantearemos cuatro o cinco puntos que serán indispensables para establecer sinergias de trabajo con otras formaciones y a partir de aquí ya se podrá hablar de apoyo o no apoyo, gobernabilidad etc.

 

- ¿No es entonces una cuestión de una cuestión aritmética sino de que se aceptase parte de su programa de acción política?

- Sí. Nuestro programa de acción política se tiene que aprobar y tirar adelante y para que esto pase estamos dispuestos a asumir cualquier papel. Desde gobernar nosotros, hasta dar apoyos puntuales, hasta fiscalizar el trabajo desde la oposición. Todo es posible.

 

- ¿Ve posible un gobierno de CiU en minoría?

- Antes de los resultados, creo que era el mejor escenario para la ciudad, para recuperar esta calidad democrática que le faltaba. No obstante, a Carles Pellicer le falta un poco de cultura del pacto que vaya más allá de conseguir una mayoría amplia. Para gobernar en minoría hay que tener suficiente mano izquierda y creo que a Pellicer le falta.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También