Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«No podemos votar, pero también somos ciudadanos»

Esta semana  Mireia fue una de los ocho niños de distintas comunidades que acudieron al Congreso de los Diputados a evaluar el estado de sus derechos

Norian Muñoz

Whatsapp
Mireia en la redacción del Diari con una foto de su participación en el Congreso. FOTO: Lluís Milián

Mireia en la redacción del Diari con una foto de su participación en el Congreso. FOTO: Lluís Milián

Con un aplomo que hace olvidar que tiene 13 años, Mireia se planta sola en la entrevista. El miércoles pasado estuvo en Madrid representando a los niños de Catalunya en el Congreso de los Diputados. Fue durante una comparecencia organizada por la Plataforma de Infancia y Unicef en la que también participaron representantes de Andalucía, Madrid, Castilla la Mancha, Asturias, La Rioja, Valencia y Aragón. 

¿Desde cuándo está en el Consell d’Infants de Tarragona?
Llevo desde quinto de primaria, cuatro años ya. Me presenté en mi clase, tuvimos unas semanas de campaña, hicimos unas elecciones y salí la más votada. En teoría el Consell era de quinto a sexto, pero había gente como yo que no queríamos dejarlo.

Y seguisteis.
Sí. Vimos que había otras ciudades y pueblos que tenían consejo de jóvenes, así que decidimos crear uno. Estamos creando un reglamento para hacerlo oficial.

¿Cómo terminas yendo al Congreso de los Diputados? 
Cuando la técnica del Consell nos dijo que quería presentar a alguien para ir a Madrid le dije que me gustaría ir y a mis compañeros les pareció bien. Envié un vídeo y me seleccionaron como representante de Catalunya.

¿Qué decías en el vídeo?
Era un vídeo de presentación, y dije que quería ir porque era una jornada histórica, porque sabes que allí te van a escuchar... Expliqué algunos proyectos que hemos hecho en el Consell, como uno de medio ambiente para eliminar el papel de aluminio en los coles.

¿A los niños se les oye cuando van a sitios así, o tienes la sensación de que te  invitan por cuestión de imagen?
Evidentemente es inevitable tener esa sensación. A veces vas allí a explicar algo y queda en el aire y no se lo acaban de tomar en serio. Por ejemplo, los compañeros que fueron el año pasado hicieron propuestas con las que se elaboraron proposiciones no de ley, pero la mayoría no se han aprobado... Queremos que nos escuchen y pongan en práctica nuestras propuestas. No podemos votar, pero somos ciudadanos, estamos dentro de este país y tenemos un punto de vista diferente al de las personas que nos gobiernan. 

¿Qué reivindicaron?
Cada uno tenía un tema, elaborábamos un discurso en casa y allí lo poníamos en común. Mi tema era la protección, desde violencia en la infancia o la violencia sexual, el bullying y el acoso por internet.

¿Qué preocupaciones compartían?
Las cosas que más preocupaban era el tema de la participación, las faltas de oportunidades de los niños en las zonas rurales, la educación pública, los refugiados que no hemos acogido, la igualdad... El discurso de la igualdad fue muy bonito porque lo presentó un niño que tenía Asperger y él lo explicó desde su punto de vista, muy profundo. Explicaba que hacía las mismas cosas que un niño normal, pero le hacían sentir diferente.

Y hubo paridad en la mesa.
Sí, había tantos niños como niñas. El tema de la igualdad de género también le preocupa a nuestra generación. Pedimos igualdad salarial entre mujeres y hombres.

También pidieron que se tome en serio la conciliación.
Sí, pedimos más leyes para la conciliación, no disfrutamos tiempo con los padres y es una etapa en la que los necesitamos, son nuestra referencia. Cada vez hay más niños y niñas que no pasan tiempo con sus padres y padres que no saben lo que les pasa a sus hijos.

En el caso de Tarragona, si tuvieras que elegir alguna reivindicación, ¿cuál sería?
Diría que no tenemos muchos espacios para nuestro tiempo libre y los que hay no se conocen... El medio ambiente también nos preocupa. Tenemos las petroquímicas aquí al lado y tengo muchos amigos con asma y queremos saber cómo nos está afectando. Nos gustaría que se bajara el nivel de contaminación y hubiera más espacios verdes. 

Cuéntame un poco de tus aficiones, lo que te gusta.
Tengo dos hermanas de 10 y 7 años, me gusta mucho bailar, también leer, la música y salir con mis amigos.

Vas al Vedruna Sagrat Cor. ¿Qué les ha parecido esto a tus compañeros?
Están contentos, y los profes, y yo, porque los estoy representando y lo hago lo mejor que puedo.

¿Has pensado en dedicarte a la política?
Me gustaría seguir trabajando en temas de participación, aunque no sé si dedicarme a la política.

Temas

Comentarios

Lea También