Más de Tarragona

Tarragona Sanidad

«No puedo andar, y solo me dan cita telefónica para dentro de un mes»

Rosario Hidalgo denuncia la «poca agilidad del sistema» para conseguir una visita al especialista. El ICS estudia el caso

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo de una de las protestas en las puertas del CAP La Granja-Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo de una de las protestas en las puertas del CAP La Granja-Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

Rosario Hidalgo tiene 70 años y las rodillas le duelen tanto que apenas puede andar. A finales de abril, se desplazó hasta el CAP La Granja-Torreforta para pedir visita con el traumatólogo. Según cuenta esta vecina de los barrios de Ponent, «me dijeron que me llamaría una enfermera o un médico el 25 de mayo, que estuviera atenta al teléfono ese día». Sería entonces cuando el profesional valoraría si Hidalgo requiere de una visita al especialista o al médico de cabecera. «Lo que significa que deberé esperarme todavía una o dos semanas más», dice la protagonista, quien asegura que «mientras tanto, no me queda otro remedio que ir a trancas y barrancas, andando arrastrando los pies».

Según la Comisión de Vecinos de los barrios de Poniente, su portavoz, Manuel Martín Bravo, asegura que el caso de Hidalgo no es un hecho puntual. «Desde hace unos meses, nos encontramos con qué para poder pedir cita al especialista, tenemos que pasar por una odisea. La mayoría de veces, vía telefónica», explica Martín, quien añade que «este proceso tan farragoso, lo único que hace es alargar el sufrimiento de los usuarios». Según Martín, esto ocurre desde hace unos meses. «Antes, no era así. El trámite era un poco más ágil», explica el líder vecinal, quien insiste en qué «que no nos digan que es el Covid-19. Esta excusa ya no nos sirve».

Por su parte, el Diari ha consultado el caso con el Institut Català de la Salut (ICS) –proveedor público que gestiona el CAP La Granja-Torreforta–, organismo que asegura que esta demora no es habitual y que, por lo tanto, «se ha derivado a los equipos para esclarecer los hechos. Se pondrán en contacto con ella», aseguran.

«Que cubran las vacantes»

Por esta y otras reclamaciones, la Comisión de Vecinos de los Barrios de Poniente, se concentra cada semana a las puertas del CAP La Granja-Torreforta para mostrar su indignación con el funcionamiento de este ambulatorio. Entre algunas de las quejas, la plataforma insiste en qué las visitas telemáticas o por teléfono «no son funcionales para los usuarios. Necesitamos que los médicos nos miren a la cara», explica Martín, quien asegura que «además, cuando llamamos al CAP para pedir cita, cuesta mucho que nos cojan el teléfono. Nos sentimos desatendidos». Otras de las reivindicaciones son que se reduzcan las listas de espera y que se terminen «las colas interminables» a las puertas del CAP. Finalmente, Martín pide que se cubran las vacantes y las bajas de los especialistas.

Por estas razones, la plataforma lleva muchos meses recogiendo quejas en el ambulatorio y finalmente ha decidido trasladar la inquietud al Síndic de Greuges.

Por su parte, el ICS insiste en qué estos temas se están tratando en la Comissió de Participació Ciutadana del CAP, que se reúne periódicamente. «Es aquí donde se da respuesta a todas las cuestiones y donde se trabaja de forma colaborativa con los vecinos», aseguran desde el ICS.

Temas

Comentarios

Lea También