Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noemí Llauradó, nueva presidenta de la Diputació

La concejal de Reus (ERC) será la primera mujer en dirigir el ente provincial tras obtener el respaldo de su partido y de JxCat

ACN

Whatsapp
Imagen de los diputados. FOTO: Pere Ferré

Imagen de los diputados. FOTO: Pere Ferré

Noemí Llauradó (ERC) ha sido proclamada este martes 2 de julio nueva presidenta de la Diputació de Tarragona. La reusense, que compaginará el cargo con el de vicealcaldesa de su ciudad, ha obtenido 19 votos gracias al acuerdo de gobierno al que han llegado ERC y JxCat. Los 7 diputados socialistas han votado en blanco y el candidato de Ciutadans, Rubén Viñuales, tan solo ha obtenido un apoyo.

Llauradó será la primera mujer que presida la Diputació de Tarragona. También será también la primera vez que ERC ostente el cargo y que no lo haga un diputado de la antigua Convergència. En el plenario de investidura, los 27 diputados de la nueva corporación, entre los cuales hay tan solo siete mujeres, han prometido o jurado el cargo y han tomado posesión.

Llauradó ha sido escogida como nueva presidenta con los votos de ERC y JxCat, en un acuerdo que se concretó este mismo lunes. 1 de julio, según han asegurado los dos partidos, y que ha tenido detractores entre las mismas formaciones. Especialmente dentro de las filas de JxCat, donde un sector apostaba por un acuerdo con el PSC que los permitiera mantener la presidencia de la Diputació, que ha dejado Josep Poblet. 

ERC y JxCAT escenifican el acuerdo de la Diputació

Esquerra Republicana y Junts per Catalunya han escenificado este martes el "Pacte de País" que gobernará la Diputació de Tarragona los cuatro próximos años. Después de unas intensas negociaciones que se cerraron este lunes por la noche, las dos formaciones independentistas han sellado un pacto que repartirá "al 50%" el poder de ambos partidos en el cartapacio que se aprobará "dentro de un mes".


En su discurso de toma de posesión, la política reusense ha empezado mostrando su apoyo a los damnificados por el incendio de la Ribera d'Ebre y ha anunciado que el sábado irá a Flix para conocer de primera mano las necesidades del territorio y empezar a articular una respuesta. 

Llauradó ha defendido que actuará por el “bien común y el interés general” pero no ha olvidado ya de inicio el “contexto nacional” que vive el país, con una especial mención por los parlamentarios europeos ”que no podrán ejercer sus derechos y los de los electores”.

Precisamente tanto ella como desde JxCat se ha aludido a la situación del país y a los presos independentistas para justificar el pacto. Con todo, la nueva presidenta ha asegurado que hará esfuerzos para “buscar el diálogo” con todos los grupos “para mejorar la vida de los ciudadanos de los municipios”.

Ejes que marcarán su mandato

En clave territorial, ha citado la continuación del Pla d'Acció Municipal (PAM), el apoyo a los municipios o la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, además del impulso turístico o la colaboración con las entidades.

También ha hecho referencia a luchar contra la despoblación de determinadas zonas y la profundización en políticas medioambientales que hagan de la demarcación “un referente en términos de sostenibilidad y ecología”.

A nivel de país ha asegurado que buscará la “unidad de acción” en cuestiones nacionales y territoriales así como el apoyo a las instituciones del país y la “defensa de los derechos y libertades de los representantes”.

Desde JxCat, Lluís Soler, ha defendido que el acuerdo al cual han llegado con ERC es “de país” pero que también “representa el territorio” puesto que implica las dos fuerzas con más diputados en el ente supramunicipal.

Seguidamente, ha puesto en valor las áreas de la Diputació que gestionará su partido: Economía y Hacienda, Conocimiento, Servicio de Asistencia al Ciudadano y el Patronat de Turisme.

Por parte de ERC, Adam Tomàs -que ha sonado durante semanas como posible presidente de la Diputació-, ha puesto en valor que la nueva presidenta es una mujer “con valores republicanos”. Además ha expresado que el nuevo gobierno buscará apoyar a los municipios.

Críticas porque el pacto se ha gestado a Barcelona

Los partidos que han quedado en la oposición, PSC y Ciutadans, han afirmado que el pacto se ha gestado a partir de indicaciones de las cúpulas de ERC y JxCat desde Barcelona, hecho que han lamentado.

Josep Masdéu (PSC), ha pedido a Llauradó que piense en el bien del territorio, y ha señalado que desde su partido no alimentarán frentes “que excluyan una parte del pueblo”. Por esta razón, ha extendido la mano en el gobierno.

Temas

Comentarios

Lea También