Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nueva etapa en el Mercat Central de Tarragona: Nervios, dudas y expectación

Los 41 paradistas trabajan a destajo para tenerlo todo listo para la puesta en marcha. Hoy realizarán las últimas pruebas

Octavi Saumell

Whatsapp
Los paradistas trabajan sin cesar para tenerlo todo a punto para manñana. Foto: Pere Ferré

Los paradistas trabajan sin cesar para tenerlo todo a punto para manñana. Foto: Pere Ferré

Ruido, polvo, escaleras, carretas, cables y operarios. Muchos operarios. Y también mucho polvo. Éste podría ser el resumen del aspecto que ofrecía ayer el reformado Mercat Central, un histórico edificio modernista de 22.000 metros cuadrados de superficie que mañana, por fin, abrirá al público después de casi una década cerrado por unas obras que han costado más de 47 millones de euros.

Los comerciantes iniciaron el traslado desde la carpa el pasado sábado por la tarde y ayer seguían ultimando los últimos detalles de sus puestos de venta, a la vez que probaban las instalaciones y la maquinaria nueva que deberán usar en la etapa que, justo mañana, inician en el inmueble que fue inaugurado en 1915 y que está cerrado desde octubre de 2007.

‘Aún salta algún automático’

A las puertas de subir la persiana mañana a partir de las 10 horas, ayer buena parte de los 41 concesionarios reconocían estar «nerviosos» y «tensos» por las últimas obras. «Lo veo todo muy parado, creía que a dos días para abrir todo estaría mucho más adelantado», explicaba ayer Magda, de la Formatgeria Magda. Esta paradista indica que «como aún hay obras, todavía no podemos limpiar las paradas» y remarcaba que «de vez en cuando salta algún automático y se va la luz. Espero que para el jueves ya todo funcione mejor». Esta vendedora reconoce que «todos tenemos ganas de abrir, ya que la espera se está haciendo una pesadilla».

Por su parte, Josep –del Xiringuito del Mercat– estaba montando ayer por la mañana la maquinaria que usará para su bar. El propietario del establecimiento hace números y se muestra crítico con los horarios que realizará el nuevo Mercat, que por cierto estará más horas abierto que El Corte Inglés, ya que podrá tener actividad desde las 8.30 horas hasta las 21. «Deberemos vender un 25% ó un 30% más que en la carpa para poder quedarnos igual. Espero que venga mucha gente», indicaba ayer, a la vez que aseguraba que «en algunos mercados empezaron abriendo por la tarde y luego dejaron de hacerlo».

De manera muy diferente lo ve Ferran Bertran, de Carns Bertran, quien considera que la clave de la nueva filosofía del Mercat Central es la de «ser un mercado de degustación que abra todo el día, ya que de lo contrario no podremos amortizar la inversión». Asimismo, Bertran considera que «en el siglo XXI ha dejado de tener sentido abrir sólo de 7 a 14 horas. Debíamos modernizarnos sin perder la esencia», explicaba al Diari mientras probaba la nueva maquinaria, «que aún no sé ni como funciona», reconocía. Seguro que mañana ya la manejará a la perfección para atender a los primeros clientes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También