Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevas contradicciones por el cambio de señalización del Camp de Mart

A una de las personas a las que se les anunció la retirada de la sanción porque había sido un error, al día siguiente se le dijo lo contrario
Whatsapp
La retirada de vehículos en dicha zona generó numerosas quejas de los afectados. Foto: Pere Ferré

La retirada de vehículos en dicha zona generó numerosas quejas de los afectados. Foto: Pere Ferré

El cambio de señalización de ‘prohibido estacionar’ que se produjo en el entorno del Camp de Mart la semana pasada y que provocó numerosas quejas ciudadanas sigue provocando polémica. Durante la madrugada, la Brigada Municipal cambió alguno de los carteles, lo que levantó al día siguiente las iras de los conductores, que fueron multados. El Ayuntamiento anunció que dos de los vehículos –ahora asegura que son tres– fueron sancionados injustamente y se les dijo que se les retiraría la multa.

Supuestamente, uno de los ‘indultados’ era el coche que Jorge Acebo había estacionado en la avenida Maria Cristina. Una llamada de la Guàrdia Urbana le indicó que había sido injustamente sancionado y que su multa se archivaría. Sin embargo, al día siguiente, cuando la noticia salió en el Diari, recibió una nueva llamada de dicho cuerpo policial. En este caso, le indicaron que lo que le habían dicho el día antes «ja no val» y que volvía estar sancionado, «y que las pruebas de antes ya no decían nada a mi favor».

La concejal Begoña Floria –que ejercía de alcaldesa en funciones cuando ocurrieron los hechos–, señaló ayer al Diari –también lo ha hecho por escrito al propio afectado– que solicitó en su día a la Guàrdia Urbana qué había ocurrido. Le contestaron que hubo un error en la notificación y que el coche de Jorge estaba mal aparcado y se encontraba en un lugar bien señalizado.

El afectado se reafirma en que su vehículo se encontraba bien aparcado según la señal, que prohibía estacionar desde la avenida Maria Cristina hasta la avenida Catalunya. «Cuando aparqué lo hice correctamente. Porque si hubiera visto que la señal me lo prohibía, no hubiera estacionado».

El afectado asegura que está dispuesto a presentar alegaciones durante el trámite por vía administrativa. En el caso de ser desestimadas, piensa presentar un recurso contencioso administrativo ante el Juzgado.

En su día, la propia concejal Begoña Floria reconoció que dos vehículos habían sido sancionados injustamente. Ayer, indicó que en total fueron tres, aunque sólo uno fue trasladado por la grúa municipal al depósito de vehículos. A los tres se les retirará la sanción.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También