Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevo golpe a supers de TGN: 10 horas al día y 6 días a la semana por 700 euros

Policía Nacional e Inspección de Trabajo acudieron a negocios de Tarragona, Reus, El Vendrell y Calafell

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de archivo de un supermercado

Imagen de archivo de un supermercado

Nuevo golpe de la Policía Nacional y de Inspección de Trabajo contra unas empresas que gestionan franquicias de supermercados que explotan a sus trabajadores, muchos de ellos en situación irregular en España, con contratos a media jornada –aunque trabajan todo el día– y con sueldos muy bajos.

Dicha operación, realizada el pasado lunes en once establecimientos de Tarragona, Reus, El Vendrell y Calafell, es la continuación de la efectuada el pasado 11 de abril  en siete supermercados, tal como informó el Diari en su edición de ayer.

La inspección fue realizada en la tarde-noche del pasado lunes de forma simultánea en los once establecimientos. En la misma intervinieron agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la comisaría de Tarragona UCRIF –con apoyo de la de Reus– y personal de Inspección de Trabajo.

Los supermercados pertenecen a tres cadenas, dos de las cuales muy importantes –una tiene su sede social en Girona y la otra, en L’Hospitalet de Llobregat–. 

Los agentes identificaron a 23 empleados repartidos en los diferentes establecimientos, con una amplia variedad de países de origen: Pakistán, Marruecos –los dos principales–, Moldavia, Ecuador, España (dos), República Dominicana, Senegal, Colombia e India. Precisamente, uno de este último país fue detenido en Calafell por la Ley de Extranjería. Fue trasladado a dependencias policiales y posteriormente puesto en libertad. 

Los trabajadores que declararon ante los agentes apuntaron las mismas condiciones de trabajo que habían dicho los de la anterior operación. Trabajan en el supermercado seis días a la semana, sin vacaciones y por 700 euros, abonados en metálico.

Casi siempre les descuentan entre 100 y 200 euros por haber faltado dinero de la caja. Otros carecen de contrato y no están datos de alta en la Seguridad Social. Algunos manifiestan que no tienen vacaciones y que trabajaban 10 horas diarias durante seis días a la semana. 

Tras las inspecciones realizadas por los agentes, los establecimientos continúan operando con total normalidad. La operación tiene el objetivo de desenmascarar a las empresas responsables de estos establecimientos, que son las encargadas de contratar al personal y explotarlas laboralmente, por lo que se enfrentan a los delitos contra los derechos de los trabajadores, pertenencia a grupo criminal y contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

Temas

Comentarios

Lea También