Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevos pasajeros para el ‘Costa Cooperativa’

La Cooperativa Obrera Tarraconense se ‘disfraza’ de crucero para celebrar que el edificio centenario ya tiene ascensor

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
El emblemático edificiode la COT se ha convertido en crucero por Carnaval.  FOTO: PERE FERRÉ

El emblemático edificiode la COT se ha convertido en crucero por Carnaval. FOTO: PERE FERRÉ

El emblemático edificio de la Cooperativa Obrera Tarraconense se disfrazó ayer de crucero para convertirse, simbólicamente, en el ‘Costa Cooperativa’. Era una forma de dar la bienvenida al Carnaval, pero, sobre todo, de simbolizar el interés por que nuevos ciudadanos-pasajeros suban a bordo.

Y es que ayer la COT estaba de celebración, como explicaba su presidente, Dionisio de la Varga, porque, por fin, se inauguraba el anhelado ascensor que permitirá hacer accesible el edificio centenario. Con anterioridad ya se había adaptado el Teatre Magatzem que, como su nombre lo indica, ocupa el lugar del antiguo almacén de la cooperativa.

Incluso la instalación del nuevo ascensor está conectada con la historia del edificio. El mismo fue construido por Josep Maria Pujol de Barberà, la reforma actual es obra de su nieto, Agustí Pujol y ahora la instalación del elevador se le ha encargado a su bisnieto, Víctor Pujol.

Conseguir los 70.000 euros que costó la instalación (contaron con el apoyo del Ayuntamiento de Tarragona y la Diputació), supuso todo un reto para la entidad, pero no fue menor del que implicaba respetar la estructura de un edificio catalogado.

Socios para ‘subir a bordo’

El llamado a ‘subir a bordo’, también alude a la idea de buscar nuevos socios por cinco euros mensuales. «Conviértete en un pasajero de este flamante barco modernista. Subir implica viajar por mares de todo el mundo, descubriendo artistas y entidades exclusivas, conocer culturas diferentes y vivir experiencias únicas y inolvidables», proponen.

Los socios tienen descuentos en el alquiler de las salas del edificio y en el aula de artes escénicas, así como ofertas y promociones en otros comercios que han hecho alianzas con la entidad.

Actualmente el edificio es sede de numerosas entidades culturales y sociales, desde una asociación de vecinos hasta grupos de música y baile.

En el barco de la cooperativa, además, se aproxima un cambio en el timón. El 1 de abril habrá renovación del consejo rector, que de la Varga dejará después de diez años. La buena noticia, cuenta, es que las entidades que ya están a bordo, cada vez están más dispuestas a ponerse al frente.

Temas

Comentarios

Lea También