Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Obligan a los médicos del Joan XXIII a hacer guardias en especialidades ajenas a las suyas

Es una de las principales consecuencias de la falta de profesionales en el Hospital Joan XXIII y que causa malestar

Carla Pomerol

Whatsapp
El hospital asegura que se trata de una «reordenación de las guardias y que es un modelo que ya se lleva a cabo en otros centros».  FOTO: dt

El hospital asegura que se trata de una «reordenación de las guardias y que es un modelo que ya se lleva a cabo en otros centros». FOTO: dt

La falta de médicos que denuncian los profesionales desde hace tiempo empieza a tener consecuencias. El Hospital Joan XXIII de Tarragona quiere que médicos de otras especialidades cubran las guardias presenciales de medicina interna.

Esta medida está provocando malestar entre los profesionales del hospital, que se encuentran actualmente en negociaciones con la dirección del centro. Está previsto que la propuesta se ponga en marcha a partir del 1 de junio. 

La especialidad de medicina interna es una de las que necesita más médicos, ya que atiende íntegramente los problemas de salud en pacientes adultos. «Es la especialidad donde más enfermos van a parar», explican desde el Sindicat de Metges de Catalunya, y añaden que «cualquier proceso que no sea específico debe derivarse a medicina interna. Es una de las partes más importantes de un hospital». 

Hasta ahora, los médicos de esta especialidad hacían guardias localizables. Si surgía alguna complicación con algún paciente, los residentes –que son aquellos médicos que se están formando como especialistas– llamaban al internista y acudía al centro hospitalario.

El problema es, según explican desde los sindicatos, que cada vez hay menos residentes que se encuentren en la fase final de la formación y, por lo tanto, es necesario que los médicos adjuntos realicen la guardia de manera presencial. «No es normal que dejen residentes solos ante situaciones complejas», explican algunos médicos, que prefieren no decir su nombre.

«Ya hace años que cada vez hay menos residentes que quieren venir a Joan XXIII a formarse», explican desde los sindicatos, quienes añaden que «es por esto que ahora nos encontramos con esta situación». 

El malestar llega porque el centro hospitalario no cuenta con tantos internistas para poder hacer frente a las guardias presenciales. Es por esto que desde la dirección quieren que los profesionales especializados en otras materias, como los neumólogos o los endocrinos, cubran guardias de medicina interna. 

Los profesionales alertan de que estos médicos no conocen las últimas actualizaciones relacionadas con esta especialidad. La delegada sindical del Sindicat de Metges de Catalunya, Carmen Buil, asegura que «no estamos de acuerdo con esta medida. No es lo correcto y no se debería hacer así». Actualmente, tanto sindicatos y colegios profesionales están manteniendo conversaciones con el centro hospitalario para llegar a un acuerdo. 

Por su parte, desde el Hospital Joan XXIII aseguran que se trata de «una remodelación y reordenación de las guardias», y que «la medida se ha pactado con la junta clínica y con los servicios afectados».

Desde el centro hospitalario explican que se trata de un modelo que siguen el resto de hospitales y que sirve «para normalizar el sistema de atención continuada en urgencias». El Joan XXIII asegura no tener constancia del malestar entre los profesionales afectados y destacan que las especialidades que se alejen mucho de la especialidad de medicina interna no deberán hacer las guardias.

Falta de médicos

El problema surge como consecuencia de la falta de médicos, no solamente en Joan XXIII, sino en los hospitales y centros de atención primaria de Catalunya.

Así lo aseguran los sindicatos sanitarios y los mismos profesionales que, día tras días, se dan cuenta de que esto se traduce en sobrecargas de trabajo y en un aumento del número de visitas. Los pacientes también se ven perjudicados con las largas listas de espera a la hora de acudir a algún especialista. 

Según explican los sindicatos, la marcha de médicos es común en toda Catalunya, aunque en Tarragona y las Terres de l’Ebre el problema se intensifica, ya que la mayoría de profesionales prefiere trabajar en grandes hospitales, como la Vall d’Hebron o Bellvitge. 

Las principales causas de la fuga de médicos son la precarización del trabajo y las bajas retribuciones que, según el Sindicat de Metges de Catalunya, están por debajo de la media europea.

Otra de las razones es la poca consideración del profesional a la hora de planificar las líneas de actuación. Los médicos piden más autonomía y que sus opiniones e iniciativas sean mejor valoradas. Además, los médicos se quejan de la poca estabilidad y continuidad del trabajo, lo que acaba con episodios de angustia y de estrés entre los profesionales. 

Según han denunciado algunos sindicatos, en algunos congresos sanitarios acuden stands de otros países con el objetivo de reclutar médicos. «Antes nos encontrábamos con propaganda de farmacéuticas. Ahora esto ha cambiado. Parece que sea un congreso de turismo», explican desde el sindicatos, quienes reconocen que «las condiciones laborales que ofrecen los otros países son mejores que las de aquí».

Entre 31 y 35 años

Los principales destinos europeos de los médicos catalanes son Reino Unido, Francia, Irlanda y Alemania. Fuera de la UE son Estados Unidos, Emiratos Árabes y Canadá. La mayoría de profesionales que emigran tienen entre 31 y 35 años y son, sobre todo, médicos de familia, anestesiólogos y oftalmólogos, entre otros. 

La problemática se repite en los centros de atención primaria y se traduce en una jornada laboral fuera de lo establecido. Según los profesionales, actualmente la situación es preocupante, pero dentro de diez o quince años será grave, ya que el 60% de la plantilla se jubilará. Es por esto que los sindicatos piden a los responsables sanitarios que se pongan las pilas y mejoren las condiciones. El objetivo es que los médicos no se vayan al extranjero.

Temas

Comentarios

Lea También