Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ofrece cursos de primeros auxilios gratis tras perder a su hija en un accidente

Francisco José Florido lleva 22 años como profesional de las emergencias y desde hace 16 trabaja en una UCI móvil
Whatsapp
Francisco José Florido con su hija Andrea, que le ayudaba incluso en sus clases de primeros auxilios. Foto: DT

Francisco José Florido con su hija Andrea, que le ayudaba incluso en sus clases de primeros auxilios. Foto: DT

Durante muchos años, Francisco José Florido ha asistido a numerosas maniobras de reanimación como componente de la UCI móvil del SEM de El Vendrell. Pero el tener que realizar la RCP (reanimación cardiopulmonar) a Andrea, su hija de 14 años, le ha marcado, y más cuando no le pudo salvar la vida tras ser atropellada. La pequeña le ayudaba en las clases de primeros auxilios que él daba en los centros educativos. Ahora, quiere que el mayor número de personas adquieran conocimientos básicos para saber cómo actuar ante una emergencia. Para ello ha iniciado el Proyecto Andrea, por el que se ofrece a colegios, institutos, empresas, agrupaciones, ayuntamientos y a todas aquellas personas que estén interesadas en formarse en primeros auxilios de una manera fácil, práctica y didáctica, sabiendo qué hacer en caso de urgencia, todo ello de forma totalmente altruista. «Quiero que mi hija se sienta orgullosa de su padre».

El pasado 19 de julio, Andrea, una niña de 14 años, moría atropellada por un turismo en la N-420, en El Masroig. Su padre intentó reanimarla durante 15 minutos, pero no pudo hacer nada por salvarle la vida. Francisco José Florido, conocido como Paco, es profesional de emergencias desde hace 22 años y desde hace 16 está adscrito a la UCI móvil del SEM. Además, tiene una empresa que ofrece cursos de primeros auxilios en colegios y entidades. Y tenía como ayudante a Andrea, «ella siempre quiso ser maestra», recuerda con orgullo su padre.

Cuando Andrea estudiaba quinto de Primaria en el Col·legi Marcel·lí Domingo, su padre acudió a realizar uno de estos cursos, al que su hija asistió como alumna. Y el tema le gustó, «antes, cuando yo preparaba las clases en casa, a ella ya le gustaba mucho participar». Además, cuando llegaba a casa y hablaba con mi esposa de los servicios que había atendido, «a ella le alegraba que su padre hubiera ayudado a salvar una vida».

Con el certificado en su poder, Andrea ya le ayudó como monitora en el segundo curso que dio en el colegio el mismo año. «Ella practicaba con los muñecos pequeños la RCP, enseñaba la teoría, qué teléfonos de emergencia hay. A los alumnos les motivaba ver a una niña de su edad haciendo aquello».

Al siguiente año, Paco Florido volvió al Marcel·lí Domingo a dar el curso y Andrea lo acompañó de nuevo, a pesar que ella ya estudiaba en La Salle. Por ello, este técnico en emergencias asegura que «tengo una deuda con mi hija». Ello le ha llevado a crear el Proyecto Andrea. «Con él sólo pretendo seguir aquella tarea que inicié conjuntamente con mi hija hace casi dos años. Sé que ella siempre está cerca de mí, pero sé también que ella se sentiría muy orgullosa de que otras personas estén tan implicadas y con tantas ganas de hacer de nuestra sociedad, una sociedad más preparada y más justa», asegura el padre de Andrea.

 

En el Facebook

En los primeros tres días que este proyecto estuvo en Facebook tuvo 55.000 interacciones. Paco ha recibido llamadas de ocho comunidades autónomas para dar primeros auxilios básicos. En sólo 24 horas un total de 150 personas se han prestado a colaborar de alguna manera con el proyecto. Además, hay varias maneras de colaborar en el proyecto –ver recuadro adjunto–. Los interesados pueden ponerse en contacto con Francisco José Florido a través del correo electrónico proyectoandrea@saniform.es.

Un instructor de Canarias se ha puesto en contacto con él, «me ha dicho que tiene el material y que no hace falta que yo me desplace, que le envíe la documentación y que pondrán el logo del proyecto». Y es que, según él, la finalidad es «divulgar a todos los ciudadanos posibles los conocimientos básicos en primeros auxilios». Además, reconoce Paco, «el proyecto me ayuda a llevar lo de mi hija, psicológicamente me ayuda. No quiero quedarme con la imagen de estar haciendo la RCPa mi hija. Quiero pensar en la RCP que va a utilizar la gente para salvar una vida».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También