Oleada de cancelaciones de cenas y comidas de empresa

La sexta ola de la Covid-19 vuelve a afectar directamente a los restauradores, quienes critican las palabras del conseller Argimon en las que pedía no hacer este tipo de celebraciones

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen, en pleno servicio, del restaurante La Lleona de Reus.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Imagen, en pleno servicio, del restaurante La Lleona de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La sexta ola de la Covid-19 ya es una realidad y con ella han vuelto los miedos que, en cierta medida, parecían casi superados. Hace unas semanas, el Diari publicaba un reportaje en el que reflejaba un aumento de las reservas para la realización de cenas y comidas de empresa de Navidad. Una realidad que insuflaba de optimismo la maltrecha moral del sector de la hostelería y la restauración, uno de los más castigados por esta terrible pandemia.

Pero este ‘bicho’ es tozudo y, a pesar de la vacunación y de que a nivel hospitalario estamos mucho mejor que hace un año, la incidencia se ha disparado hasta el punto de que muchas personas están empezando a anular las reservas de cenas y comidas de empresa. El miedo es personal e incontrolable y la restauración está volviendo a sufrirlo en sus carnes. A esto habría que sumarle declaraciones como las del propio conseller de Salut, Josep Maria Argimon, quien el pasado viernes animaba a la gente a no celebrar cenas y comidas de empresa, unas palabras que han sentado muy mal entre hosteleros y restauradores.

Javier Escribano, presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de Tarragona Ciutat, explica al Diari que «en noviembre la cosa empezó a moverse bastante, con reservas y peticiones de precios y menús, etc… pero en diciembre los indicadores de la Covid han empeorado y hay más miedo, por lo que se han producido muchas cancelaciones de cenas y comidas de empresa. ¿Cuántas? No lo tenemos cuantificado, pero si te digo que casi la mitad no me equivocaría».

Cuestionado sobre qué tipo de cenas y comidas se están viendo más afectadas por las cancelaciones –si las grandes o aquellas más reducidas–, Escribano puntualiza que «las grandes ya no se hacían. Aquellas cenas o comidas de antes de 30 o 40 personas desde la crisis no se han retomado. Los últimos años se ha optado más por cenas o comidas más reducidas de pequeños grupos o incluso los propios trabajadores que se juntaban, pero en grupos más pequeños. Por eso, tal vez dependiendo del tamaño del grupo, las más grandes son las que antes se están echando atrás en esta sexta ola».

Seguridad

Ante este nuevo momento de incertidumbre por parte del sector de la hostelería y la restauración, este reivindica sus negocios como «espacios seguros. Somos mediterráneos y la gente se va a juntar sí o sí. Puede hacerlo en casa o en cualquier sitio donde no haya control, o en un restaurante, protegidos, donde se respetan las distancias entre mesas, donde la gente se pone la mascarilla mientras no come, etc. Los hosteleros en ningún caso ofrecemos un ambiente peligroso», comenta Javier Escribano, quien añade que «está claro que habrá de todo, quien respete las normas y quien no, como en todas las profesiones. El miedo es muy personal y no podemos luchar contra esto. Pero los mensajes de según qué políticos lo único que hacen es meter miedo entre la gente».

Contradicción en el Govern

Tal vez, a estas alturas, ya no sea noticia, pero dentro del Govern catalán vuelven a lanzarse mensajes y opiniones contradictorias sobre un mismo tema. Mientras el conseller Argimon (JuntsxCat) animaba el viernes a cancelar las cenas y comidas de empresa, el pasado lunes, el conseller de Empresa i Treball (ERC), Roger Torrent, apoyaba públicamente una campaña del Gremi de Restauradors de Barcelona en la que se anima a la ciudadanía a celebrar las fiestas con amigos y familia en los restaurantes de la ciudad.

La hostelería catalana insiste en no ser criminalizada y estar cumpliendo con filtros que no se dan en otros ámbitos. Se consideran espacios controlados, higienizados y de acceso restringido con certificado Covid, algo que en este último caso no se da ni el transporte público ni en el comercio o la cultura, por poner algunos ejemplos.

Durante la presentación de la campaña, Torrent recordó que el sector se ha visto afectado por las nuevas y «necesarias medidas» justo en una etapa de gran actividad como es la Navidad, por lo que merece «todo el apoyo para ayudar a mantener su viabilidad y los miles de empleos» que genera. Por ello, la Generalitat es coimpulsora de la campaña, a través del Consorci de Comerç, Artesania i Moda de Catalunya. El máximo responsable del área económica recomienda «sentido común» en la ciudadanía. Lo enfatizó rompiendo «una lanza a favor de la restauración, que está haciendo los deberes» con los controles de acceso y demás medidas.

De momento, en Barcelona, las reservas están al 60% de 2019 a causa de las cancelaciones de grandes grupos de empresa. En este sentido, el director general del Gremi de Restauració, Roger Pallarols, dijo que las cancelaciones están siendo protagonizadas por grandes grupos, dado que muchas empresas han preferido no convocar cenas corporativas.

Comentarios

Lea También