Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Operación policial contra el incivismo y las drogas en Torreforta

La Guàrdia Urbana inspeccionó un bar y una tienda, donde se hallaron deficiencias de higiene y de manipulación de alimentos

Àngel Juanpere

Whatsapp
La intervención policial se hizo principalemnte en la calle Montblanc de Torreforta.  FOTO: Alfredo González

La intervención policial se hizo principalemnte en la calle Montblanc de Torreforta. FOTO: Alfredo González

La Guàrdia Urbana de Tarragona, conjuntamente con el Cuerpo Nacional de Policía, llevó a cargo un dispositivo policial en Torreforta. Venía motivado por las reiteradas quejas de los comerciantes de la zona por la presencia de un grupo de jóvenes que desde hace tiempo se dedican a inutilizar las cerraduras de los establecimientos. Los agentes entraron en dos locales –un bar y una tienda– encontrando numerosas deficiencias administrativas y de higiene. Asimismo, también se puso una denuncia por carecer de permiso de residencia y dos más por infracciones a la Seguridad Social.

El pasado día 18, agentes de la Guàrdia Urbana de Tarragona y de los Mossos d’Esquadra se reunieron con la Associació de Comerciants de Torreforta. Estos hicieron llegar a los cuerpos policiales sus quejas por la presencia de un grupo de jóvenes que realizan actos vandálicos a los establecimientos desde hace más de un año y medio. La mayoría de los sospechosos son menores de edad y de nacionalidad o procedencia marroquí. Se dedican a manipular la cerradura de la tienda, colocando en su interior palillos con pegamento rápido, lo que provoca que dejen inutilizado el sistema, hechos ya denunciados ante los Mossos.

La mayoría de los autores viven en Torreforta y se reúnen por la tarde en la zona de la plaza del Camp de Tarragona, concretamente a la entrada de un párking de la calle Amposta. Los comerciantes se quejan de que, a pesar de las denuncias, los jóvenes siguen haciendo lo mismo.

La Guàrdia Urbana ha montado dispositivos para controlar los actos incívicos y también ha acudido cuando alguien ha requerido la presencia de los agentes. Además, se decidió realizar una operación el pasado jueves por la tarde en la calle Montblanc. De esta manera se quería dar respuesta a las peticiones de los comerciantes y también de los vecinos por la presencia de otro grupo de jóvenes extranjeros, mayores de edad, que se dedican a consumir droga.

Sobre las siete de la tarde, agentes de la Guàrdia Urbana y de la Policía Nacional se desplegaron en dos puntos de la calle Montblanc y también en la confluencia de la calle Riu Garona con la Rambla de Ponent.

En un bar la camarera iba indocumentada. En los lavabos había una falta total de higiene, sin jabón y uno de ellos sin luz. La cocina carecía de extractor. No tenian hoja de reclamaciones ni presentaba licencia de actividad –aunque después se comprobó que la tenía–. Por lo que respecta a la tienda –vende productos africanos–, dentro tenía una sala con unas siete mesas, un televisor de grandes dimensiones, con amplificador de voz y un hombre consumiendo cerveza, a pesar de carecer de licencia para bar. En un almacén cercano había mucha carne sin etiquetar: llegada en trozos grandes congelada, la descongelaban, hacían porciones más pequeñas y la volvían a vender congelada, pero sin fecha de caducadad ni etiquetas.

Temas

Comentarios

Lea También