Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Oppida: Por una cultura crítica

El colectivo propone un cambio de modelo, de una sociedad industrial a una sociedad creativa basada en el valor añadido del conocimiento

Amalia Alonso

Whatsapp
Miembros de la entidad durante una asamblea. FOTO: CEDIDA

Miembros de la entidad durante una asamblea. FOTO: CEDIDA

Después de un año en funcionamiento, la Plataforma Oppida invita a toda la ciudadanía a asistir a su asamblea general el próximo lunes 23 de enero en el local de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. A partir de las 19 horas, los asistentes conocerán el trabajo realizado hasta el momento y en qué punto se encuentra la iniciativa de crear un centro cultural autogestionado en el módulo número 6 de la Tabacalera. «Esperamos que se desarrolle un debate rico sobre los posibles pasos a seguir y acabar consensuando una estrategia común», afirman desde la entidad.

«Lo que en el pasado fue un dinamizador de la ciudad tanto a nivel económico como social, ahora se ha convertido en un símbolo de la desidia e inmovilismo de nuestro ayuntamiento», aseguran los miembros de Oppida. La plataforma, formada por diferentes colectivos, surgió en enero de 2016 de manera informal entre personas que debatían sobre el espacio público y el uso y gestión que se le daba en Tarragona. Además del desarrollo del proyecto en la Tabacalera, la entidad también quiere «unir al asociacionismo fragmentado y generar debate sobre la situación actual y futura de la ciudad».

A partir de ejemplos cercanos como Can Batlló y el Ateneu Popular de 9Barris, en Barcelona, así como referentes de otras ciudades nacionales e internacionales, Oppida ha diseñado un espacio que gira en torno a tres ejes: el pedagógico, el artístico y el social. «Entendemos estos factores como pilares de la cultura crítica que queremos promover e incentivar», explican. Aun así, reconocen que la esencia debe ser «dinámica y flexible», ya que la gestión que proponen es a partir de grupos de debate y toma de decisiones constituidos por aquellas personas y colectivos que quieran impulsar iniciativas.

Todos los lunes a las 19:30 horas, los miembros de la plataforma se reúnen para comentar temas comunes que afectan al conjunto de la asamblea y asuntos concretos relacionados con las tres comisiones de trabajo, comunicación, imagen y acciones. «Hablamos mucho sobre la necesidad de seguir o no los caminos impuestos por la institución y la burocracia», concretan sus participantes. «También, sobre la autogestión y sobre cuál es la mejor manera de comunicarlo para que el ayuntamiento y la gente que todavía no simpatiza del todo vean en esta fórmula una solución social», continúan.

Durante este último año, la entidad ha participado en reuniones con las diferentes asociaciones y ha organizado varias actividades. Por ejemplo, las I Jornadas Por La Autogestión, a las cuales asistieron más de 200 personas a lo largo del día. Sin embargo, el diálogo con las instituciones ha sido «cordial pero poco fructífero». La semana pasada, el Ajuntament ofreció a Oppida la segunda y tercera planta del nuevo local de los Xiquets del Serrallo pero la plataforma sigue luchando por la Tabacalera.

Desde la plataforma, animan a la ciudad a hacer un cambio de modelo, de una sociedad industrial a una sociedad creativa, es decir, «desarrollar una economía basada en el valor añadido del conocimiento y la innovación». «Hace falta que la oferta cultural se mantenga durante todo el año y no solo en periodo de fiestas», reclaman. «Y que se apueste por otra cultura, más contemporánea, más ligada a lo social y lo político, más cercana a la reflexión, a la crítica… y sentimos que eso ahora no interesa a las instituciones, y es por eso que nos organizamos, para generarla», concluyen.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También