Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Otto Zutz amenaza con irse de TGN por el recorte horario de Ballesteros

El negocio presenta un recurso ante el Ayuntamiento y, si no prospera, acudirá a la justicia ordinaria por 'daños y perjuicios'
Whatsapp
Imagen de ayer del establecimiento de ocio nocturno situado desde abril de 2013 en la Rambla Francesc Macià. Foto: Pere Ferré

Imagen de ayer del establecimiento de ocio nocturno situado desde abril de 2013 en la Rambla Francesc Macià. Foto: Pere Ferré

La crisis del ocio nocturno de la ciudad vivió ayer un nuevo capítulo. La Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) anunció ayer que el local Otto Zutz, situado en la Rambla Francesc Macià, se está planteando abandonar la ciudad de Tarragona, después del recorte horario que ha sufrido por parte del Ayuntamiento.

Así lo aseguró ayer el jefe de los servicios jurídicos de la federación, Joaquim Boadas, quien calificó como de «absolutamente desproporcionada e injusta» la resolución municipal, que reduce en dos horas la actividad que puede llevar a cabo el establecimiento que abrió en la ciudad en abril de 2013.

El decreto, firmado por el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) el pasado 9 de abril significa que –en la práctica– la hora de cierre serán las 3 de domingo a jueves, y las 4 los sábados y vísperas de festivos. Con ello, el consistorio pretende dar respuesta a las numerosas quejas vecinales registradas en contra del local en los últimos meses.

 

‘Una actividad inviable’

El nuevo escenario ha provocado, según Boadas, que la actividad del negocio «sea económicamente inviable» y que, por ello, el establecimiento ya está estudiando ubicaciones alternativas en el territorio «por el desprestigio enorme que la situación ha causado a la marca».

La decisión firmada por el alcalde se ampara en el artículo 14 de la Orden INT 358/2011 de 19 de diciembre, que «contempla que los ayuntamientos pueden establecer reducciones de los horarios cuando los establecimientos ocasionan molestias a la vecindad de su entorno físico, o bien por razones de seguridad, debidamente acreditadas y con los informes policiales correspondientes en ambos supuestos», recuerda el Ayuntamiento en un comunicado.

Pese a ello, Joaquim Boadas anunció ayer que el local ha presentado un recurso administrativo ante el propio Ayuntamiento, por lo que si al final éste es rechazado, el negocio acudirá ante la justicia ordinaria para reclamar «daños y perjuicios». Asimismo, Boadas afirma que «no es cierto que clientes de Otto Zutz organicen botellones en las calles cercanas al local» ya que «esto precisamente perjudica al negocio, ya que no se consume en el interior del negocio».

Mediante un comunicado de prensa, Fecasarm aseguró ayer que la empresa que gestiona la marca Otto Zutz en Tarragona, Queen Spain SL, «está valorando la continuidad, el traspaso o el cierre de la actividad por la situación en la que ha quedado la marca comercial Otto Zutz». Asimismo, Fecasarm lamenta en el documento «que una marca tan importante esté considerando irse por sentirse maltratada y sin haber sido suficientemente valorada».

Asimismo, recientemente el director de Otto Zutz Tarragona, Joan Tejero, escribió en su página personal de la red social Facebook que «lo que el Ayuntamiento ha hecho con nosotros es una injusticia producida por lo que ellos deben creer una buena jugada electoral». En este sentido, el responsable del negocio en la ciudad añadió que «a mí lo que verdaderamente me importa es que ya he tenido que cursar la baja de ocho personas que trabajaban en Otto Zutz. Eso es lo que me preocupa; a mí lo que me importa es cómo seguir negociando con los promotores externos de las fiestas para poder seguir adelante; a mí lo que me preocupa es cómo tirar este negocio hacia adelante para no enviar a todo el mundo al paro».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También