Más de Tarragona

Tarragona Movilidad

Ouigo reforzará en TGN su oferta ‘low cost’ para el próximo verano

La compañía calcula que el impacto económico sobre el territorio, de los 35.000 pasajeros que ha movido en estos cuatro meses, ha sido de unos tres millones de euros

NÚRIA RIU

Whatsapp
Ouigo empezó a operar desde Camp de Tarragona el pasado 27 de mayo. FOTO: PERE FERRÉ

Ouigo empezó a operar desde Camp de Tarragona el pasado 27 de mayo. FOTO: PERE FERRÉ

Ouigo, el operador francés low cost de alta velocidad, finaliza el próximo domingo el periodo de pruebas de cuatro meses para la estación del AVE Camp de Tarragona. La compañía se muestra muy satisfecha con los resultados obtenidos durante este periodo y, por ello, ha decidido reforzar su oferta de cara al próximo verano. «Hemos llegado y vamos a permanecer aquí para popularizar la alta velocidad», afirmaba Federico Pareja, director comercial y de marketing de la compañía.

A partir del 12 de diciembre, Ouigo volverá a parar en Camp de Tarragona uno de los cinco trenes que cubren el trayecto Madrid-Barcelona. Un servicio que se reforzará a partir del 26 de mayo hasta el 2 de octubre con un convoy adicional los viernes por la tarde desde Madrid y otro los domingos, de vuelta a la capital española. «La voluntad de Ouigo es contribuir a la recuperación económica de este territorio», apuntó la directora general de la compañía en España, Hélène Valenzuela, quien puso en valor que «Tarragona es mucho más que un destino turístico».

Con este refuerzo, la empresa calcula que a lo largo de 2022 esta estación podrá cubrir la demanda de unos 100.000 viajeros, lo que podría suponer un impacto económico para el territorio de doce millones de euros. Estas cifras prácticamente triplicarían los resultados que Ouigo ha conseguido en estos cuatro meses de prueba. Y es que, según informó, desde el pasado 27 de mayo, cuando entró en funcionamiento la parada de Camp de Tarragona, un total de 35.000 pasajeros han viajado con la compañía a través de esta estación. Una cifra que ha significado un impacto económico para el territorio de tres millones de euros.

Adif ya ha dado la autorización para los servicios de cara a 2022. Asimismo, Ouigo prevé poner en funcionamiento trenes dobles, lo que permitirá multiplicar la capacidad de los actuales convoyes, pasando de 509 plazas a 1.018. «Se trata de una cuestión de economía de escala, que nos permite bajar el precio por asiento y la huella de carbono», apuntaba Valenzuela. Los nuevos trenes están pendientes de homologación y se espera que puedan entrar en funcionamiento ya a finales de este mismo año.

Ouigo asegura que su entrada al mercado español, a partir de la liberalización del sector, está contribuyendo en la «democratización» del alta velocidad. La política de la compañía, que forma parte del Grupo SNCF, se basa en precios competitivos con billetes a partir de nueve euros y con unas tarifas atractivas de cara a las familias, de forma que los niños hasta cuatro años pueden viajar gratis y desde esta edad hasta los catorce tienen una tarifa plana de cinco euros. Esto ha atraído nuevos perfiles de usuarios, entre los que destacan los niños y los estudiantes. Asimismo, en el caso de Camp de Tarragona, afirma que «se ha abierto la veda a personas que antes utilizaban el coche de forma masiva para hacer turismo».

Por otro lado, la compañía aprovechó el acto de presentación de sus resultados para pedir una mejora de la «intermodalidad» de la estación, de forma que sea más fácil llegar «con un transporte verde y a bajo precio, en coherencia con nuestro producto», apuntaba Valenzuela. Es un tema que Ouigo afirmó que ya ha abordado con las autoridades locales para reforzar las comunicaciones. «Quizás hemos sido la prueba de que la estación tiene potencial para ser mucho más, por lo que es muy importante mejorar todo tipo de infraestructuras que mejoren la interconexión ya que esta es una apuesta a dos bandas», añadió Pareja.

Temas

Comentarios

Lea También