Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

PP y Pdecat se enfrentan en Madrid por los 12 millones de los Juegos

El Congreso insta al Gobierno a incluir en los presupuestos del próximo año el dinero para la piscina y los gastos operativos

Redacción

Whatsapp
Obreros trabajando en las obras para los Juegos Mediterráneos 2017. Foto: Lluís Milián

Obreros trabajando en las obras para los Juegos Mediterráneos 2017. Foto: Lluís Milián

La comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso de los Diputados aprobó ayer una proposición no de ley que insta al Gobierno Central a garantizar la aportación de los recursos económicos comprometidos por parte del Estado para la realización de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona 2017.

Todos los grupos, salvo el Partido Popular, respaldaron la iniciativa con una enmienda transaccional también consensuada por todos, a excepción de los populares, que fue aprobada con 21 votos a favor y los 14 en contra del PP.

El diputado del grupo Mixto Ferrán Bel defendió la propuesta y recordó que aunque faltan solo ocho meses para la inauguración de los Juegos «hay instalaciones por construir y el Gobierno aún no ha cumplido el anuncio hecho por la vicepresidenta en campaña electoral de aportar al evento tres millones de euros».

Además de esa cantidad para construir la piscina, la proposición también solicita que se incorporen 9 millones en los presupuestos de 2017 «para hacer frente a los compromisos de la organización». «Las distintas administraciones públicas han ido completando sus compromisos con Tarragona, no sin dificultades, pero hay niveles de administración que deben cumplir sus compromisos», dijo el político soberanista.

Bel insistió en que la Generalitat «está destinando 15 millones de euros; el Ayuntamiento, 13 millones, y la Diputación, 10,5» y se refirió a la aportación que el Gobierno hizo para los anteriores Juegos del Mediterráneo celebrados en España, en 2005 en Almería.

«La aportación que efectuó el Gobierno para Almería 2005 fue de 42 millones de euros. Lo comprometido hoy es el 8% de lo que se invirtió en Almería. Lo que pedimos no es la misma cantidad, sino el 36% de lo que invirtió el Estado entonces», añadió.

«Vamos a votar en contra, pero seguiremos trabajando a favor de los Juegos y estamos convencidos de que van a ser un éxito», afirmó el popular Jordi Roca, quien sostuvo que «es el momento de buscar soluciones y que la prioridad de los Juegos es solucionar el problema de la piscina y no presentar una proposición no de ley que pide todo a la vez».

«El PP ha presentado una enmienda para solucionar la chapuza de la piscina, porque si prorrogábamos hasta los presupuestos de 2017 no habríamos tenido piscina. Mi enmienda pretendía un nuevo avance, pero se ha optado por posiciones maximalistas porque el objetivo es buscar agravios, no consensos. Cuando acaben los Juegos ya diré en esta cámara lo que han hecho unos y otros», concluyó.

Salvo el Popular, todos los grupos se sumaron a la iniciativa, porque «el Gobierno no puede dar la espalda a unos Juegos que reforzarían la imagen de nuestro país y nuestro prestigio como socio fiable del movimiento olímpico», según el socialista Joan Ruiz.

«El apoyo del Gobierno debería ser independiente y no condicionado por el hecho de quién gobierne en cada administración», afirmó la portavoz de ERC, Ester Capella, mientras Sergio del Campo avanzó que Ciudadanos «peleará para que esos 9 millones de euros se incorporen a los presupuestos».

El diputado Félix Alonso (GCUP-EC-EM) denunció que «Tarragona es una provincia que tiene la sensación de vivir al margen» y lamentó que haya «dudas» sobre si el Gobierno va a dejar «tirados» los juegos en «un territorio que necesita una inyección de moral» y «9 millones para fondos organizativos y no arruinar a Tarragona».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También