Padres de Tarragona organizan una cadena humana de protesta

La protesta arrancará en el Balcó del Mediterrani en demanda de medidas más eficaces para evitar la proliferación de contagios en los colegios

Norián Muñoz

Whatsapp
Los organizadores de la protesta realizan una pancarta reivindicativa con su lema.  FOTO: Cedida

Los organizadores de la protesta realizan una pancarta reivindicativa con su lema. FOTO: Cedida

La polémica que rodea al inicio del curso no se apaga, cuando los niños llevan ya una semana en las aulas. Cada vez son más los colectivos que consideran que las medidas adoptadas por la Administración están lejos de garantizar esa pretendida seguridad dentro de las clases. Así, un grupo de padres de escuelas e institutos de Tarragona ha organizado para este sábado a las 18.30h una cadena humana para protestar contra las condiciones en que los escolares han vuelto a las aulas.

El grupo se autodenomina ‘10 a fora, 10 a l’aula’, en referencia a que «es incoherente que para la población en general el límite de reunión sea de diez personas y en el aula se pueda llegar hasta treinta».

La cadena humana arrancará desde el Balcó del Mediterrani y los organizadores han creado una web donde las personas interesadas se pueden ir apuntando y en la cual les indicarán el tramo donde colocarse. Las familias se unirán a través de cuerdas de unos dos metros para guardar las distancias. (https://www.10afora10alaula.cat)

El grupo reclama «buscar respetar el mismo principio de precaución que la propia Generalitat fija en las reuniones de grupos. Las ratios deben estar más cerca de los 10 alumnos que de los 30 que hay ahora en secundaria o de los 20 en primaria».

También piden que «la bajada de ratios vaya acompañada de la dotación de personal y recursos proporcional y adecuada, no sobrecargando a los profesores ya contratados».

Otra de sus reivindicaciones es que, como mínimo, mientras dure la pandemia, se aplique la jornada continuada de 9 a 14h las clases y de 14h a 16.30 el comedor.

Piden, además, material digital suficiente para acabar con la brecha educativa, contratar personal de limpieza de refuerzo. Finalmente, piden ayudas a la conciliación familiar, como la posibilidad de reducir la jornada laboral para el cuidado de menores sin ver disminuido el sueldo o permisos retribuidos para familias con niños de riesgo. «No queremos exponer diariamente a abuelas, abuelos y otros familiares de riesgo», señalan.

Temas

Comentarios

Lea También