Más de Tarragona

Pantallas acústicas reducirán el ruido del tren en el Miracle, la Arrabassada y la Savinosa

Adif afirma que ultima la redacción del proyecto que forma parte de un plan mucho más amplio, que también afecta a Torredembarra, Creixell, Roda de Berà, El Vendrell y Calafell

NÚRIA RIU

Whatsapp
Pantallas acústicas reducirán el ruido del tren en el Miracle, la Arrabassada y la Savinosa. FOTO: Pere Ferré

Pantallas acústicas reducirán el ruido del tren en el Miracle, la Arrabassada y la Savinosa. FOTO: Pere Ferré

El ente gestor de infraestructuras Adif instalará pantallas acústicas junto a la vía del tren, para reducir el exceso de ruido que provoca la circulación de convoyes por la fachada litoral. La actuación viene motivada tras llevarse a cabo varias mediciones en las que se detectó que las edificaciones próximas a la vía se ven sometidas a un impacto mayor a lo establecido por una directriz europea.

En concreto, estas barreras protectoras se pondrán en dos zonas. Una de estas corresponde al área por la que discurre el trazado de la vía junto a la playa del Miracle, en un tramo de poco más de 700 metros desde la zona del Amfiteatre hasta el Fortí de Sant Jordi, aproximadamente. En medio quedará un pequeño espacio sin proteger, mientras la segunda zona de protección comprende el tramo desde la Arrabassada, hasta el preventorio de La Savinosa y prácticamente hasta Cala Romana. En este caso, se trata de un tramo de 1,8 kilómetros que permitirá reducir el ruido que escuchan desde sus viviendas los vecinos que viven en la parte baja de la Vall de l’Arrabassada.

La actuación forma parte de las fases 1 y 2 del proyecto de construcción de protecciones acústicas resultantes de los planes de acción contra el ruido, siendo este el desenlace del proceso de gestión ambiental llevado a cabo a nivel comunitario, por parte de la compañía, que ha consistido en la realización de los mapas estratégicos de ruido seguidos de los planes de acción. En total, en el ámbito de la provincia, se analizaron cerca de 40 kilómetros de trazado ferroviario y, tras identificarse una veintena de zonas que podrían denominarse conflictivas, los técnicos de Adif señalaron seis, que son las que se consideraron prioritarias. Estas son las que se han incluido en este paquete en el que, además de la ciudad de Tarragona se actuará en otros cinco municipios como son Torredembarra, Creixell, Roda de Berà, El Vendrell y Calafell.

Por el momento, se desconoce cómo serán estas pantallas, cuándo empezará su instalación o el coste total de la intervención que se llevará a cabo. Son cuestiones que acabarán de definirse en los proyectos definitivos que se están acabando de redactar y que «determinarán la mejor solución técnica posible entre el ferrocarril y la ciudad para cada uno de los tramos en cuestión», argumenta Adif.

Los técnicos de el organismo gestor de infraestructuras se están reuniendo estas semanas con los ayuntamientos afectados para acabar de perfilar estos detalles. Y, de hecho, en los próximos días está previsto un encuentro con el consistorio torrense, que ya ha expresado que no ve con buenos ojos la construcción de esta barrera física. En este caso, las pantallas irán en un tramo de más de 3.000 metros y, según el proyecto del que dispone el Ayuntamiento, las placas metálicas medirán entre tres y cinco metros, lo que, según el equipo de gobierno creará un muro visual entre la zona litoral y el resto de la ciudad, que provocará un corte en la estética paisajística de la ciudad, además de dividir de una forma muy llamativa la trama urbana en dos.

En estos momentos, el proyecto está en fase de información pública, a efectos de declaración de la necesidad de ocupación. Además de la relación de las fincas afectadas que serán expropiadas, el documento asegura que el periodo de tiempo para la ejecución de este proyecto será de dos años y medio. La formalización de la ocupación de estos terrenos es lo que acabará determinando cuándo podrá iniciarse la tramitación necesaria antes de iniciarse unas obras que durante muchos años han sido reivindicadas por parte de los vecinos, para reducir las molestias generadas por la vía del tren.

Mejora de las comunicaciones

Por otro lado, la reunión del Consejo de Ministros celebrada ayer daba luz verde a la licitación, a través de Adif, de un contrato para la ejecución de las obras y la realización del mantenimiento para dotar del sistema de telecomunicaciones GSM-R a diversos tramos de Cercanías y el Corredor del Mediterrani.

El valor estimado del contrato asciende a 12.903.330,22 euros (sin IVA) y el plazo de ejecución estimado es de 79 meses, de los que 31 son para la realización de las obras y 48 corresponden al mantenimiento de las instalaciones. Entre los tramos incluidos está el Sant Vicenç de Calders-Tarragona-Reus, además del enlace de 10 kilómetros hasta PortAventura.

Temas

Comentarios

Lea También