Parc Francolí estrena fiestas con reivindicación

Protestas. El barrio aprovechaba su celebración para insistir en la lucha para que el centro penitenciario abierto no se instale en su zona

Laura Rovira

Whatsapp
Niños y niñas disfrutando de los hinchables de agua en las primeras fiestas de Parc Francolí durante la mañana del domingo. Foto: Laura Rovira

Niños y niñas disfrutando de los hinchables de agua en las primeras fiestas de Parc Francolí durante la mañana del domingo. Foto: Laura Rovira

Eran las 12 del mediodía del domingo cuando por algunos rincones del Parc Francolí se escuchaba una música que cambiaba el paseo o el ejercicio habitual de la zona por un ambiente festivo que despedía las primeras fiestas que disfrutaban los vecinos del barrio Parc Francolí.

Tres hinchables de agua ocuparon la zona de las gradas del parque durante todo el día, los pequeños fueron los protagonistas pero algunos mayores también quisieron refrescarse de un día muy caluroso. «A pleno sol y sin ninguna sombra, los niños me daban envidia, por suerte los hinchables son para todas las edades», bromeaba José, un padre que compartió la diversión acuática con sus hijos y que se alegraba que por fin el barrio tuviera unas fiestas. El agua también estuvo presente en la fiesta de la espuma del sábado y es que, según la asociación de vecinos, fue uno de los actos que atrajo a más gente.

Al otro lado de los hinchables, una barra con una pequeña carpa les daba un respiro de el calor a algunos miembros de la asociación que además de servir refrescos o cervezas, estaban atentos a la organización para que todo saliera a la perfección. «Hace 2 años que nos registramos oficialmente como asociación de vecinos y este es nuestro primer proyecto, estamos muy satisfechos de como ha salido todo», comentaban algunos responsables de la asociación.

La organización del domingo fue a cargo de la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT), que decidieron dar apoyo a los vecinos de Parc Francolí y celebrar allí la fiesta de los socios y el cierre del verano en los barrios. «Para ser el primer año creo que estas fiestas han tenido una muy buena aceptación y espero que puedan seguir muchos años más», expresaba Alfonso, presidente de la FAVT y responsable también de la organización de la fideuá popular que se realizó a las 14.30h, en la parte superior de las gradas y que disfrutaron más de 200 personas, ya que la venta de tíquets para esta comida fue un éxito según la asociación.

La reivindicación ha sido la tónica de las fiestas que sin perder el humor y la diversión han dejado claro que los vecinos del barrio de Parc Francolí siguen en lucha. «Continuamos peleando para que no se instale el centro penitenciario abierto, se trata de una zona muy familiar con un parque y una escuela al lado», reclamaban desde la asociación. Por el momento, los vecinos sólo han conseguido como respuesta la falta de voluntad de modificar el proyecto o buscar otra alternativa. «Seguiremos luchando, a partir de septiembre estamos planeando nuevas movilizaciones, se trata de nuestros hogares, no podemos permitirlo», concluyen desde la asociación.

Además del centro penitenciario abierto, los vecinos también llevan meses luchando para conseguir pantallas acústicas en la autovía A-7 ya que la cercanía de esta carretera con algunos bloques del barrio provoca un ruido insoportable. «A raíz de esta reivindicación decidimos crear la asociación, queríamos unir fuerzas para acabar con un problema que compartimos», expresaban desde la asociación.

Aunque han sido unas fiestas en clave reivindicativa, los vecinos valoran como un gran paso positivo esta celebración tanto por la posibilidad de dar a conocer más el barrio y su situación como por la consolidación de la asociación que espera repetir con éxito el año que viene y ampliar el número de actos y de días.

Temas

Comentarios

Lea También