Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Parkings más baratos en Tarragona

El consejo de administración de Aparcaments Municipals aprobará en diciembre la reducción de las tarifas. El coste máximo pasará de los actuales 5,50 euros a 5 a principios de 2019

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo del aparcamiento soterrado de la Avinguda Lluís Companys, uno de los que más ha aumentado  de actividad. FOTO: pere ferré

Imagen de archivo del aparcamiento soterrado de la Avinguda Lluís Companys, uno de los que más ha aumentado de actividad. FOTO: pere ferré

La rebaja de un 25% que se aplicará a partir del próximo 2 de enero en la tarifa de los abonos de los buses de la Empresa Municipal de Transports (EMT) no será la única que aplicará en 2019 el Ayuntamiento de Tarragona. Según ha podido saber el Diari, el consejo de administración de Aparcaments Municipals, presidido por el concejal Josep Acero (PP), tiene previsto aprobar en diciembre –o, como muy tarde, en enero– una nueva reducción del 9% en el coste que supone estacionar el vehículos en los ocho parkings que gestiona directamente la empresa dependiente del Consistorio. De esta forma, la compañía presidida por el PP se suma al carro de la reducción de tarifas anunciada el pasado jueves en la EMT por parte del alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC)

Rebaja del 57% en 2016
Desde el 1 de septiembre de 2016 la tarifa máxima que se paga en los equipamientos de Avinguda Catalunya, Battestini, Joan XXIII, Lluís Companys, Torroja, Francesc Bastos, Imperial Tarraco y Saavedra es de 5,50 euros al día, una cifra considerablemente más asequible que los 12,60 euros que se abonaba hasta entonces. 

La rebaja del 57% que se llevó a cabo hace 26 meses ha comportado un aumento de la ocupación y de los ingresos que, a juicio del presidente de la compañía pública, «ahora nos permite dar otro paso hacia adelante». En esta linea, el objetivo de Aparcaments es rebajar de nuevo la tarifa máxima, hasta situarla en los cinco euros diarios, lo que supone una rebaja del 9,1%. 

De esta forma, el coste por hora pasará de los actuales 2,75 euros a 2,50, mientras que se mantendrá la tarifa nocturna de las diez de la noche hasta las seis de la madrugada, que es de 0,60 euros cada sesenta minutos «La rebaja nos ha ido muy bien. Por ejemplo, en el de Joan XXIII antes no abríamos la tercera y la cuarta planta, y ahora hay una ocupación muy notable. De hecho, hay pacientes del hospital que se están dos días ingresados y que están encantados de que dejar el coche les cueste once euros», afirma Acero.  

Según los números que aparecen en la auditoría de gestión de 2017 –que es el primer año completo con las tarifas rebajadas en 2016–, la ocupación ha subido una media del 20%, permitiendo un crecimiento en los ingresos económicos de casi un 9%. En concreto, se ha pasado de los 2,2 millones de euros en recaudación de hace dos años hasta los casi 2,5 del año pasado. «Saavedra, Catalunya, Imperial Tarraco, Battestini y Lluís Companys son los que más han crecido en actividad», resalta el concejal del Partido Popular. 

Por lo que se refiere a los ingresos, es el de la Avinguda Catalunya el que ha experimentado un mayor aumento, llegando hasta el 17%. Le siguen Joan XXIII, con un 11,7%, y el de Saavedra, con un 11,1%. Battestini, que a medio plazo desaparecerá para convertirse en el nudo de conexiones de la EMT, también creció un destacable 8,2% el año pasado, mientras que Francesc Bastos (3,9%, Lluís Companys (2,1%), Torroja (0,4%) e Imperial Tarraco (0,1%) se mantienen planos en sus recaudaciones. 

Ciutadans pide más
Se da la circunstancia de que, en el último pleno municipal, Ciutadans presentó una moción para reducir el coste máximo de los ocho parkings de Aparcaments hasta los cuatro euros, igualando de esta forma la tarifa la vigente en los estacionamientos municipales de Reus. Pese a ello, el partido naranja se quedó sólo en su propuesta, ya que no recibió el voto favorable de ninguna otra formación. De hecho, Josep Maria Prats (Units per Avançar) calificó el texto como una «ocurrencia sin rigor», ya que consideró que los cuatro euros «no están justificados» mediante ningún informe técnico.  

Josep Acero también se muestra crítico con Ciutadans. «Cuando rebajamos de los 12,60 euros a los 5,50 no nos apoyaron», recalca el edil popular, quien lamenta que «se haga política en los consejos de administración». 

Temas

Comentarios

Lea También